El Perú globalizado en las drogas

Por Rosina Mercedes Gonzales Napurí


I.          

I.- INTRODUCCIÓN.

 

Vivimos en la sociedad del conocimiento. Desde mediados del siglo XX el mundo ingresa a una nueva era post-industrial en la que vivimos hasta hoy: La sociedad de la informática.

 

En el mundo actual los procesos de globalización financiera, comercial, tecnológica, de transporte, comunicación, cultura, ambiental, política y no social coexisten con las profundas crecientes desigualdades, injusticias, divisiones y dominaciones entre países y entre las diferentes clases, sectores y grupos sociales que los conforman.

 

El Estado-Nación va perdiendo importancia como instrumento político dado que ya le resulta mucho más difícil controlar acontecimientos financieros, tecnológicos, medioambientales, comerciales, transporte, etc.

 

A partir de ello la propiedad del capital comienza hacer una realidad móvil, que se traslada de acuerdo a la oportunidad del mercado, grandes capitales cambian de nombre y de marca.

 

Este fenómeno está ligado en su origen a la revolución científica y tecnológica principalmente, cuando éste ingresa a la fase de producción, entendiendo que esta ingresa también en la producción, comercialización y distribución de droga.

 

De hecho, la información se convierte a partir de esto, en un insumo de privilegio. Es evidente que el soporte queda constituido por los medios de comunicación, la era digital aplicada a las telecomunicaciones conforman una interacción y red que achica al mundo. Este insumo de privilegio es utilizado asimismo por los Narcotraficantes.

 

Por lo que se puede afirmar, que en el mundo actual, los procesos de globalización son también campo de la producción, comercialización y distribución de la droga.

 

A continuación se desarrollará en forma clara y precisa los siguientes temas:  Antecedentes Históricos y Legislativos; Las drogas como problema del país; Rutas y Ventas de drogas; Incautación de drogas; Aumento de cultivo de Hoja de Coca e Insumos; Beneficiarios, contrabando y algo más; Industrialización de la Hoja de coca; Sustitutos de la Hoja de Coca; Proliferación de Consumidores; Burriers ¿necesidad o negocio?; Política Antidrogas; Efectos en el organismo producto de la droga; Efectos colaterales de las drogas; Legalización de las drogas ¿salida positiva?; Papel de Autoridades y Funcionarios Públicos con relación a las Drogas; Teorías respecto al objeto de acción en el TID; Modelos de Política Criminal en los Países Andinos; Situación Jurídica del cultivo y consumo tradicional  de Coca; El delito del TID en el Código Penal Peruano; Formas de Reacción Social; asimismo me permito llegar algunas Conclusiones relevantes con sus respectivas Propuestas, acompañando la debida Bibliografía consultada.

 

Concluyendo que las estrategias sostenibles de los Narcotraficantes en estos nuevos escenarios de globalización están también aplicando las Alianzas Estratégicas, desarrollando el mercado interno y exportando al mercado mundial. En donde el Estado y Gobierno Peruano están perdiendo importancia como instrumento político.

 

II.- ANTECEDENTES HISTÓRICOS Y LEGISLATIVOS.

 

Antecedentes Históricos.-

Las Drogas: De los Orígenes a la Prohibición.

 

A lo largo de la historia universal de las distintas civilizaciones del orbe han consumido drogas. Hasta nuestros días se repite como una constante casi infranqueable el uso de drogas, lícita o ilícita por el ser humano[1].

 

La Droga en la Pre-Historia.- El opio se conoció y usó en el neolítico y quizá aún, en la época neolítica, la primera noticia escrita sobre la adormidera aparece en tablillas sumarias de hace 3,000 años A.C.

 

En China se cultivó el cáñamo desde el 4,000 A.C. aproximadamente. En América, el arbusto de coca y otras muchas plantas psicoactivas eran conocidas desde muy antiguo por la población nativa antes del descubrimiento.

Algunos investigadores señalan que la domesticación tuvo lugar en las yungas de Chuquioma, en el actual territorio de la República de Bolivia.

 

Recientes descubrimientos, arqueológicos en el Ecuador presentan testimonios más antiguos del uso del origen de la coca; se trata de una figurilla que representa a un hombre cuyo rasgo más saltante es una protuberancia en la mejilla, característica del cachador. La piedra procede de la fase Valdivia de la costa del Ecuador y fue moldeada 3,000 A.C.

 

Estos datos arqueológicos en realidad no deslindan definitivamente el origen y antigüedad de la coca, pues las evidencias que proporciona la ciencia botánica a la coca como una especie original de la ceja de la selva peruana.

 

En Bolivia, los Aymaras cuentan que  Cuno (Dios de las tormentas) enfurecido por el humo de las fogatas ordenó abrir las puertas de las tempestades. La tormenta convertida en diluvio destruyó todos los sembríos e inundó la tierra.

 

Los sobrevivientes refugiados en cavernas, débiles y hambrientos, probaron las plantas que estaban a su alcance; encontrándose las hojas de un arbusto y al macerarlas sintieron que el hambre desaparecería y volvían sus fuerzas. Al regresar al altiplano comunicaron el milagro y desde entonces la planta fue llamada coca tenida por divina.

 

En la zona central del Perú se explica el origen sagrado de la coca recordando que en épocas preincaicas la Mamaquilla derramó en sitios cálidos este arbusto por orden del Dios Inti, para que sus hojas mitiguen la fatiga, el cansancio, el hambre y diese más fuerza a los hijos del Tahuantinsuyo.

 

Posteriormente, desde que es identificada por la clase dominante española como un factor esencial en el ritual mágico y religioso de la cultura andina, la coca fue perseguida como una “hierba diabólica”, que era necesario extirpar para asegurar la salvación de las almas indígenas.

 

El Concilio de Lima 1567 a 1569 consideró inútil y perniciosa la masticación de las hojas de coca. El Inca Garcilazo de la Vega nos dice en sus Comentarios Reales que la mayor parte de la renta del obispo y de los canónigos y demás ministros de la Iglesia del cuzco provenía de los diezmos sobre la coca y que el transporte y la venta de este producto enriquecía a muchos españoles.

 

Sin embargo, y pese a distintas disposiciones emanadas de Reales Cédulas que se remontan al año 1569 y aún  dentro de la gesta emancipadora, las hojas de Coca continuaron siendo consumidas en modo cada vez mayor.

 

Las Drogas en el Mundo Antiguo.- En el papiro Erbes (1550 a .J.C.) se cita los grano de opio, mezclado con excrementos de masca y hecha una masa, administrándola cuatro días, hacía cesar los gritos o llanto de los niños.

 

Heráclito de Ponto (340 a. J.C.) decía que era costumbre en la isla de Keos suprimir a las personas de edad avanzada con opio para evitar los inconvenientes de la vejez.

Los Griegos daban muerte a los condenados por medio de una infusión de cicuta y adormidera: aquella mataba el cuerpo y este dormía el espíritu.

 

El uso de Drogas en la edad Media.-En la edad media, además del uso y elaboración de las drogas provenientes de la antigüedad, se descubrieron nuevas materias primas y procedimientos para obtenerlas.

 

Hasta el siglo X cuando la iglesia y el Imperio son una unidad sin fisuras, emplear drogas con fines terapéuticos puede ser sinónimo de herejía.

 

La Edad Moderna y el Permisivismo Racional.- El racionalismo y la ilustración aportan el manto del oscurantismo que se había desplegado sobre las ciencias, en donde las drogas son objeto de análisis y experimentación científica. A esto se une el auge de las democracias parlamentarias y el afianzamiento de la libertad y la responsabilidad del ciudadano que, en buenas cuentas significa que tanto el estado como la Iglesia no pueden suplantar el juicio del adulto en materias de conciencia o de usos.

 

La Guerra del Opio.- La prohibición del comercio del opio entre chinos y europeos, dispuestos por el emperador Manchú Yu – Cheng en 1729, tuvo entre sus principales motivos preservar las reservas imperiales de metales preciosos. El trueque de té, especias y seda por opio, resultaba desfavorable para la economía China. Posteriormente el emperador Chia-Ching prohibió en 1793 no solo la importación de opio, sino el cultivo de adormidera en todo el territorio proporcionando así una definitiva ventaja al contrabando.

 

Los comerciantes  portugueses, ingleses y holandeses se disputaban el suministro de opio de China, pero son finalmente los ingleses quienes monopolizan este comercio a través de la East India Company.

 

En 1838 la balanza comercial China arroja un saldo desfavorable, y el emperador Tao-Kuang reúne a sus consejeros para tomar medidas; una facción propone legalizar nuevamente el uso y volver a cultivar adormidera, mientras otra propone insistir en la mano dura.

 

Será la emperatriz Tse-Hi, reconocida opiómana, quien aseste un golpe mortal a la EAST INDIA COMPANY. De la Inglaterra al legalizar la importación y el consumo de opio (a cambio de un arancel del 5%).

 

El año 1806, Federico Guillermo Setuner, logra aislar del opio un alcaloide que produce el sueño que bautiza con el nombre de “morfina”. La cocaína es aislada por primera vez en 1859, y pronto se comercializa a gran escala.

 

Otras drogas que se descubren en el siglo XIX son: la Codeína (1832), Atropina (1833), Cafeína (1841) y la Mescalina (1896). A principios del siglo XX se descubren los Barbitúricos (1903), en 1910 Burger y Dale, ponen a disposición de la terapéutica y de la voracidad humana una peligrosa sustancia psicoactiva: Las Anfetaminas.

 

Según Escohotado: “Hacia 1900 todas las drogas conocidas se encuentran disponibles en farmacias y Droguerías, pudiéndose comprar también al fabricante por correo”.

 

Posteriormente, por influjo del puritanismo y la progresiva liquidación del Estado mínimo en los Estados Unidos, surge una corriente prohibicionista del uso y comercialización de algunas drogas calificadas “Ilegales”.

 

Antecedentes Legislativos.-

 

La legislación peruana sobre tráfico ilícito de drogas ha pasado por tres etapas relevantes[2]: la primera a partir de 1920, que regula la producción y el comercio dentro del mercado formal; la segunda iniciada a fines de la década del 40, en la cual se constataba que el Estado pretende encarar la existencia en desarrollo de las organizaciones destinadas al comercio ilícito de drogas y, por tanto, la respuesta político-criminal que se crea más acertada, se limita a lo represivo; la tercera, empieza a fines de los 60, postulando que el asunto de las drogas se convierte en un problema social y, por consiguiente, se combinan las medidas de represión con las de salubridad, predominando esta últimas, cuando menos en el discurso oficial.

 

El Perú, a lo largo de los tres períodos que hemos registrado, ha adoptado las concepciones y el diseño de las legislaciones internacionales. En efecto, no se  ha preocupado por elaborar una legislación propia sobre el problema, desde consideraciones político-criminales adecuadas al fenómeno de la producción y comercialización de las drogas en su realidad socio-económica, política e inclusive cultural.

 

El Decreto Ley 11005 (28/03/49) permanece como la disposición central en materia de combate al tráfico ilícito de drogas hasta 1978, cuando es totalmente sustituido.

 

En este período aparece la preocupación por la existencia de los CULTIVOS DE COCA en el país, que nuevamente  coincide con inquietudes generadas internacionalmente. Se considera, por primera vez, la conveniencia de que la población indígena elimine progresivamente el uso de la hoja de coca.

 

El Decreto Ley 11046 establece el Estanco de la Coca en todo el territorio de la República, para controlar el sembrío, cultivo y cosecha de la coca, así como su distribución y exportación.

 

El 11 de Diciembre de 1964, se expidió el D.S. 254, proponiéndose la reducción progresiva de las extensiones dedicadas al cultivo de la coca en base a una tasa de disminución del 10% cada dos años; calculándose dar fin con los cultivos de coca en un plazo de 20 años. Se prohíbe además, el suministro de la hoja de coca a los trabajadores como parte del pago del jornal, o como aprovisionamiento regular en los centros de trabajo.

 

Posteriormente a estos dos Decretos, viene el Decreto Ley 22095 del 21/02/78, que consolida todas estas nuevas tendencias al establecer como objetivos centrales la represividad del tráfico ilícito de drogas, la prevención de su uso indebido, la rehabilitación biopsicosocial del drogadicto y la reducción de los cultivos de la planta de coca. Este decreto considera la existencia de un tráfico internacional ampliamente organizado.

 

Es evidente que tras estas reglas se encuentran las ideas que sustentan los acuerdos adoptados en Viena. Todo parece indicar que el Perú nuevamente queda inscrito en una manera de avizorar el problema  del narcotráfico pensado más fuera que dentro del país.

 

El 12 de Junio de 1981 entra en vigencia el Decreto Legislativo 122 cuyo artículo 55 describía las conductas ilícitas directamente relacionadas con los procesos de producción y comercialización de drogas (este decreto derogó a los Artículos 54 y 65 del D.L.11095 referidos al delito del tráfico ilícito de Drogas y de sus penas, comprendidos en el capítulo I.

 

El Perú es parte de la Convención Única de 1961 sobre estupefacientes enmendada por el Protocolo de 1962, Convención sobre Sustancias Psicotrópicas de 1961 y la Convención de Viena de 1988. Conforme a la primera Convención, el CULTIVO DE COCA sólo está permitido con fines de preparación como agente soporífero que no contenga alcaloide y por tanto, cualquier cultivo con la finalidad diferente es prohibido. Esta disposición obligaría a eliminar el “cacchado” o el “acullido” de la hoja de Coca tanto en el Perú como en Bolivia y, consecuentemente, también el cultivo del arbusto, con la salvedad relativa a la utilidad aludida.

 

La eliminación del masticado de la hoja de coca fue sometida a un plazo al cual estaría sujeto el Perú. Precisando la Convención de Viena de 1988 establece en su artículo 14 el respeto a los derechos humanos fundamentales y a los usos tradicionales, el adaptarse medidas relativas al cultivo de la coca.

 

Desafortunadamente el artículo 14 fue “neutralizado” conforme a los pedidos de otros países mediante el artículo 25 de la misma Convención, según el cual las disposiciones y obligaciones que emanan de 1961 no quedan derogadas.

 

El plazo fijado por la Convención de 1961 se venció para el Perú a partir del 12 de diciembre de 1989. Todo lo de arriba indicado implicó que el Perú presentara reservas expresas a la Convención de 1988. Específicamente lo hizo en relación al párrafo 1. a)ii del artículo 3, sobre delitos y sanciones, el cual incluye el cultivo entre las actividades tipificadas como delitos sin hacer la necesaria y clara distinción entre cultivo lícito e ilícito. También se formuló reserva a los alcances de la definición de tráfico ilícito que figura en el artículo1, en cuanto se refiere al artículo3, párrafo 1. a)ii).

 
III.- LAS DROGAS COMO PROBLEMA DEL PAÍS.

 

El consumo de drogas es el segundo problema que agobia no sólo al país sino a casi la mayoría de países, debido a que no solo acaba o destruye a la persona sino también a la familia y a la sociedad misma.

 

Dentro del tema de las drogas incluso existe un escalafón propio en donde viene encabezando el consumo de drogas, le sigue el narcotráfico, luego la elaboración de drogas, posteriormente la microcomercialización de psicoactivos y finalmente el cultivo de la Hoja de Coca[3].

 

En cuanto a las drogas más peligrosas, permanece en primer lugar la marihuana, el éxtasis sigue teniendo un ascenso asombroso, luego le sigue el clorhidrato de cocaína, luego las drogas químicas, el opio, la heroína, incluso el alcohol y el tabaco son consideradas hoy en día como drogas puesto que causan efectos adictivos e incluso llegan a producir la muerte.

 

La mayor causa que conlleva a consumir drogas es el abandono familiar, luego le sigue el excesivo autoritarismo y la falta de autoridad.

 

Las drogas enmarcado de esa forma deja de ser un problema no sólo de salud, sino se convierte en un problema social-familiar, por lo que es determinante a nivel interno la orientación y el diálogo constante de padres e hijos y viceversa y no quedarse con una mera charla informativa que se pueda recibir en una Institución Educativa.

 

Asimismo el problema de las drogas se enmarca en asuntos económicos y políticos siendo el engranaje del problema los Estados[4] que forman el nivel externo de dicho problema, ya que las dimensiones de las drogas abarcan a nivel no solo nacional sino también internacional.

 

IV.- RUTAS Y VENTAS DE DROGAS.

 

La frontera que tiene el Perú con Bolivia es el lugar preferido de los narcotraficantes para transitar[5] cargamentos de cocaína en busca de grandes mercados, los cuales son posteriormente enviados a Europa y EE.UU.

 

En esta zona existen diversas bifurcaciones de caminos y sendas que son inaccesibles para el tránsito vehicular debido al mal estado y la abundante vegetación.

 

El lago Titicaca se ha convertido en otra ruta preferida para llevar droga a Bolivia y luego a Brasil, Chile y Argentina. Siendo la droga transportada dentro de botellas herméticas de plástico en mochilas por traficantes que generalmente van a pie en bicicleta o motocicleta, y que en caso de ser descubiertos las botellas son arrojados al río para que posteriormente sus compinches las rescaten. Todo cargamento esta valorizado aproximadamente alrededor de los US $ 800,000 a US $ 1000,000.

 

Estos traficantes poseen armas de fuego como pistolas automáticas, revólveres, ametralladoras y escopetas así como también cuentan con equipos modernos como: celulares, radiorreceptores y transmisores que debidamente camuflados sirven para accionar con libertad y vencer a las fuerzas antinarcóticos.

 

Por su parte la brigada de antidrogas de Bolivia ejerce un control limitado, en cuanto a que los narcotraficantes vienen usando embarcaciones que no están sujetas a control.

 

Estas bandas están debidamente estructuradas, cuentan con grandes capitalistas que financian estas actividades, encontrándose involucradas grandes empresas transnacionales, de proveedores, rescatadores, comisionistas, transportadores (mochileros) y de ayudantes.

 

Otra ruta para trasladar mayores volúmenes de drogas a EE.UU. y Europa es desde el mar lambayecano específicamente la isla de Lobos de Tierra límite de embarque donde llegan toneladas de clorhidrato de cocaína para su posterior embarcación rumbo a alta mar en bolicheras, para finalmente ser transportadas en buques de mayor capacidad[6].

 

Se debe tomar en cuenta que un 40% perteneciente al comercio mundial lo mueve la droga, miles de millones de dólares ingresan de manera ilícita al Sistema Financiero Internacional.

 

Incluso más o menos el 95% de la producción peruana de cocaína y PBC sale del país por distintas rutas y modalidades. Las modalidades más usadas son dos: camuflarla en medio de la carga legal o sacarla desde pequeños puertos y caletas pesqueras.

 

La primera requiere crear diversas empresas de fachada (especialmente pesqueras) para camuflar la droga entre productos de exportación, o bien contar con la participación de una empresa formalmente constituida que se preste para fines ilegales. Así, la droga sale del país dentro de contenedores, y, sobre todo, entre sacos de harina de pescado.

 

En la segunda modalidad, los narcotraficantes aprovechan casi tres mil kilómetros de costa que tiene el Perú[7].

 

A través de nuestra línea fronteriza que tiene el Perú, con Chile, Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador y Colombia los cargamentos de droga son transportados, sacados y enviados posteriormente a Europa y EE.UU ; es decir existe una estrecha relación entre todos los Estados en donde entran a formar parte de estos grandes poderes, las empresas, personas naturales como también excocaleros, burriers, teniendo un perfil no de incautos, sino de gente que sabe lo que quiere, que vela por su propio interés en detrimento de otro. Incluso a los Estados le generan ganancias que no le producen otros productos legalmente reconocidos.

 

Así como se construyen pistas de aterrizaje clandestinas, muy poco son las que se logran destruir a nivel de frontera, en donde las avionetas llegan, cargan drogas y se van sin ser intervenidos por las autoridades.

 

Hoy en día se tienen identificadas a más de la mitad de organizaciones de narcotraficantes, pero tan sólo son escasas estas organizaciones desarticuladas que ya no vienen dedicándose a estas actividades, volviendo a dejar sentado la permisividad que tienen los Estados frente a este grave problema que aqueja a la sociedad.

 

Estudio aparte merece la relación estrecha que existe en el tráfico ilícito de estupefacientes con la construcción de pozas de maceración y de grandes laboratorios, que sirven para procesar y transformar en droga con la única finalidad de obtener grandes ganancias, atentando contra la salud de la población y sus otras consecuencias anexas.

 

Se debe tomar en cuenta con respecto al tema de las rutas[8], que el negocio más rentable actualmente, el cual se viene dando a grandes escalas, es el de “acopiador de drogas”; es decir antes de ser exportada la droga, la cocaína que se produce en distintas cuencas cocaleras, ésta es tratada mediante diversos mecanismos hacia distintos centros, donde se almacena antes de ser camuflada para su posterior exportación. En la práctica numerosos grupos de personas compran droga para los cárteles bien sea de Colombia y no hace poco México, encargándose de transportarla dándole protección durante su traslado.

 

Otras modalidades para extraer la droga desde las cuencas cocaleras son: A Lomo de Bestia.- (Los capos reúnen una partida de acémilas 7 a 12, cargando cada una de ellas 50 kilos de droga, haciendo uso de caminos de herradura), Uso de Portadores o Traqueteros.- (Se forma una partida de 10 a 12 personas que toman los caminos de herradura llevando 10 kilos de drogas cada uno), finalmente la tercera modalidad es la de Preparación de Autos o Camionetas.- (Hacen uso de estos vehículos con depósitos falsos, la cual es usada solamente para grandes cargamentos).

 

Conforme han ido avanzando los años, no sólo los cárteles colombianos dominan el tráfico ilícito de drogas en el Perú, sino también han logrado desplazar a éstos los cárteles mexicanos, como son el cártel de Juárez y del Golfo y la Banda de los Arellano Félix[9].

 

Punto aparte merece la venta de droga, en donde es alarmante saber y enterarse de que la capital sea la ciudad donde se venda abiertamente a expensas de las autoridades que no hacen nada al respecto. Se ha ido incrementando en forma alarmante los puntos de expendio, donde se vende marihuana hasta clorhidrato de cocaína.

 

El vendedor o “paquetero” es el más numeroso de la red de microcomercio de drogas que cuenta la mayor parte de la capital y otras ciudades. La producción y demanda de drogas es interminable, los precios como es el caso del PBC y el clorhidrato de cocaína es fijo, debido a que la producción de la hoja de coca sigue siendo la misma.

 

La figura del intermediario entre productor y vendedor se ésta dejando de lado en casi todas las ciudades del país peruano, ya que les es más rentable para los proveedores ir a las zonas productoras a comprar droga, obteniendo una mayor pureza, la que posteriormente adulterarán para obtener más ganancias.

 

La venta por pedido “delivery” de PBC y clorhidrato sigue en aumento y con nuevas mejoras, en donde los vendedores viajan generalmente en motocicleta para llegar a los consumidores.

 

Este tipo de vendedores frente a los seguimientos por parte de los miembros policiales queda muchas veces en nada o casi nada debido a que las cantidades que trasladan son pequeñas, por las que aducen que son para su consumo personal y por el mismo hecho de trasladarse en motocicleta es difícil detectar inmediatamente a estos “paqueteros”[10].

 

Aunque en un inicio este tipo de venta a pedido era para determinados círculos cerrados de élite, hoy en día se ha logrado ir extendiendo a otras capas sociales, incluso a las personas que recién se inician en el consumo, cuentan con vendedores que se acercan a ofrecer sus productos dándoles a conocer sus precios.

 

La modalidad de comunicación por línea telefónica entre comprador y vendedor, es bajo la pregunta ¿Tienes algo para el cerebro?, la otra parte sabe lo que quiere comprar y en menos de 30 minutos, la persona recibe la droga junto con el precio que ha de pagar.

 

Incluso los hoteles y hostales no sólo de la capital se prestan para las drogas, es decir ven la manera de sacarle provecho económico al asunto, por el cual alquilan habitaciones por 2 a 4 días a precios módicos en los últimos pisos, de manera que el humo de la droga no ingrese a las otras habitaciones colindantes y de los otros pisos.

 

Los que trabajan con el sistema “delivery” son de la clase media alta, con estudios de por medio y que pueden mantener simultáneamente un trabajo formal.

 

Asimismo en las playas del Perú, principalmente de la capital se viene comercializando la droga abiertamente, sin necesidad de ocultar la mercadería. Esta comercialización de estupefacientes y alucinógenos ocurre en los días donde hay más concurrencia, generalmente los fines de semana o feriados.

 

Inclusive Chimbote no es la excepción, ya que a través de éste los narcotraficantes trasladan la droga en mochilas entre 8 a 10 kilos los “burriers” por la vía Santa-Chuquicara – Pallasca - Cabana. También las rutas que hoy usan los narcotraficantes son Pallasca, Tayabamba, Huaraz, Huarmey, Casma, Pativilca[11], para posteriormente llevar la mercadería a través de lanchas hasta embarcaciones grandes que esperan a 8 o 10 millas mar adentro, las cuales se dirigirán a Panamá y México.

 


V.- INCAUTACIÓN DE DROGAS.

 

Para hablar de incautación debemos primero referirnos a los decomisos. En su totalidad los decomisos no se cumplen, debido a que alrededor de 90 son los tipos de insumos que pueden ser usados para la elaboración de pasta básica de cocaína, pero la legislación vigente considera tan solo 26 dentro de la lista de productos que pueden ser fiscalizados por su uso potencial en la elaboración de drogas.

 

Si bien estos insumos son objeto de control, sólo lo son en algunos lugares, donde se viene  dando la actividad cocalera, pero no en otras zonas donde impera el libre comercio, en donde estos insumos son trasladados hacia los centros de producción de estupefacientes. Siendo uno de estos insumos químicos decomisados, como el kerosene y el óxido de calcio.

 

Estos tipos de insumos utilizados para elaborar droga es difícil de controlar en casi la mayoría de las veces, debido a que son de uso común, los cuales transitan por las cuencas cocaleras[12] por caminos de herradura, a lomo de mula o cargados por personas.

 

Sin embargo cabe señalar que con la nueva Ley de Control de Insumos Químicos, se viene creando una base de datos que identifica con un certificado a todo fabricante, importador o usuario de estos 26 insumos[13]. Dicha base es compartida entre el Ministerio de Producción, Sunat, Aduanas, Devida, Dirandro y el Ministerio Público permitiendo de esta forma vigilar desde el momento de la producción o importación hasta su destino final, así como el poder aumentar los niveles de decomisos.

 

Con respecto a la Incautación de lo decomisado hasta su respectiva incineración pasa por un procedimiento estricto: en primer lugar la unidad operativa policial incauta la droga, siempre con la presencia de un fiscal, luego la droga es enviada al laboratorio central de la Dirincri para su análisis y pesaje levantándose un acta la cual es firmada por el agente que hizo el decomiso, el químico del laboratorio y por el fiscal. Seguidamente procede a ser almacenada en un depósito de la DINANDRO, allí se guarda la droga decomisada durante la semana, luego ésta es guardada durante meses en el búnker de la Ofecod situado en la Dinoes, finalmente se llega a juntar más de 6 toneladas de droga, ésta se incinera en la base de Dinoes de la PNP con la presencia siempre del fiscal del Ministerio Público[14].

 

VI.- AUMENTO DE CULTIVO DE HOJA DE COCA E INSUMOS.

 

A través del  Informe sobre “Estrategia de Control Internacional de  Narcóticos 2006” señala que el área cultivada de coca en el Perú durante el 2005 fue 38,000 (incluyendo 4000 ha en nuevas zonas) mientras que en el 2004 la cifra fue de 27,500 ha. Así como también fue el 70% de droga producida en el Perú sale de manera ilegal por  vía marítima con destino a México, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Chile y que las agrupaciones cocaleras peruanas se han vuelto más violentas y organizadas[15].

 

El campesino que opte por el cultivo de coca para el narcotráfico recibe actualmente $ 4, en comparación al US $ 1.5 que recibía en el año 2000 por cada kilogramo de este cultivo convirtiéndose en un negocio rentable para ellos, los narcotraficantes  y personas que trabajan solapadamente  como es el caso de empresas especialmente pesqueras, organizaciones que se dedican a captar personas para transportar la droga y el mismo Estado Peruano con su permisividad, DEVIDA con sus propios condicionamientos y la no apertura de empresas que se dediquen legalmente  la industrialización de la coca, a ENACO por ser el único en el manejo de la hoja de coca[16].

 

La ONUDD calcula que en el Perú 50 mil familias viven de los cultivos ilícitos, cada uno obtiene ingresos por 2,250 dólares al año. Si bien es cierto de que los países andinos constituyen los principales productores y proveedores de pasta básica y cocaína en el mundo, EE.UU. como potencia es uno de los principales que consumen droga a gran escala (siendo su población más joven la que la consume).

 

A mayor número de hectáreas de cultivo, mayor producción de estupefacientes, como también falta de control y carencia de personal especializado para contrarrestar el narcotráfico.

 

Hoy en día los narcotraficantes prefieren enviar de 500 kilos a una tonelada por embarque cuando antes sacaban de cuatro a más, tendiendo de esta manera menos probabilidades de ser intervenidos por la policía y aduanas.

 

El grupo de cocaleros que se ven presionados por su misma situación económica, al cual no se le ha permitido sustitutos alternativos percibe el 1% de los siete mil millones de dólares que se mueven por la comercialización de la droga que sale de nuestro país, en todo el mundo. El  otro grupo de cocaleros y agricultores que aceptan voluntariamente formar parte del narcotráfico han sido insertados al proceso de elaboración de pasta básica y clorhidrato de cocaína, con la condición por parte de los mismos narcotraficantes de que sean ellos los que se expongan con las autoridades. Asimismo estos han dado a los agricultores apoyo técnico.

 

Lo narcotraficantes abastecen a los cocaleros de equipos de radio y telefonía satelital y cuentan ellos mismos como su personal de armas de fuego para hacer frente a curiosos y a las autoridades policiales. Cuentan con una gran cadena de productividad así como se encuentran abastecidos de grandes cantidades de insumos químicos los cuales son utilizados para el procesamiento de la droga.

 

La mitad de las regiones del Perú se encuentran involucradas en el narcotráfico, los cultivos de coca en el país se vienen distribuyendo en 14 grandes cuencas y 8 subcuencas de menor magnitud, DEVIDA sostiene que el incremento de cultivos se debe a que el Perú manifiesta poca importancia y que esto conllevaría a que el Perú se convierta en un “Narcopaís” debido que detrás de ello se encuentran trabajando subversivos y terroristas.

 

Respecto a los insumos ni que decir, también es un problema que no tiene miras de solución[17], existen zonas donde se viene dando la libre circulación de insumos químicos, no existiendo control alguno ¿qué hay acerca del personal policial?, se ve a claras que no es tanto por falta  de personal sino que existe corrupción.

 

Es de conocimiento que existe la presencia de Sendero con relación al narcotráfico, pero también involucradas a esta actividad se encuentran empresas pesqueras, algunos miembros policiales, de aduanas entre otros malos elementos que contribuyen a la existencia del Narcotráfico.

 

Cabe señalar como punto importante en relación al tema del aumento de cultivo de Hoja de coca, el cual no solamente se ha expandido en cuencas y subcuencas, sino también se han logrado expandir al interior de Parques y Reservas Naturales causando en la Sociedad alarma y preocupación ante la poca ayuda que han brindado ciertos organismos y la pasividad que ha tenido el gobierno anterior (del Dr. Alejandro Toledo Manrique).

 

La presencia de cultivos ilícitos, principalmente de hoja de coca y amapola en las Áreas Naturales Protegidas del Perú (ANP), constituye una gran amenaza al mantenimiento de la calidad biológica, la estabilidad de los procesos ecológicos y la biodiversidad de especies y paisajes contenidas en dichas áreas.

 

Es preciso mencionar: el Parque Nacional del Manu, Parque Nacional Bahuaja Sonene, Parque Nacional  Cordillera azul,  Parque Nacional de Otishi, Parque Nacional Tingo María, Santuario Nacional Tabaconas  y Parque Nacional Yanachaga – Chemillén, e incluso existe la presencia de pozos de maceración, los cuales siguen siendo afectados por el narcotráfico, pese a la existencia e la Ley Nº 26834 (1997) en donde Son Áreas Naturales Protegidas ante la indiferencia de las autoridades del parque y del mismo INRENA[18].

 

Frente a ello se origina la depredación y la contaminación, en donde los productores de coca arrasan y queman los bosques para sembrar sus cultivos ilícitos, una vez obtenido la cosecha y debido a la poca fertilidad de los suelos, son abandonados después de 2 ó 3 siembras, lejos de tratar de evadir a las autoridades policiales; como resultado de todo ello se origina el deterioro ambiental, el agotamiento de los recursos naturales como la erosión del suelo, contaminación de cursos de agua.

 

VII.- BENEFICIARIOS, CONTRABANDO Y ALGO MÁS.

 

Con el transcurrir  del tiempo cada vez se viene agudizando el problema, no sólo ahora el narcotráfico controla el 92% de la producción de la hoja de coca sino que el 8% restante que se produce legalmente para el consumo tradicional o industrial lo controla el contrabando.

 

Enaco ha venido manejando la tercera parte de dicha producción, para consumo industrial, en tanto que la gran parte restante ha quedado bajo el control de los informales o contrabandistas que se han dedicado a negociar directamente con el consumidor tradicional o con el narcotraficante.

 

Así como ha ido creciendo cada año el porcentaje de incautaciones, paralelamente en vez de haber disminuido el porcentaje de cultivo ilegal de coca ha aumentado y viene aumentando sin control alguno[19].

 

Incluso se ha dado cambios, antes se incautaba un 75% de pasta básica y de cocaína el 25%, hoy en día los porcentajes se han invertido debido a la mayor producción de hoja de coca destinada a la elaboración de cocaína.

 

Un punto crucial en este tema es el de las licencias, las formas en que han sido entregadas para elaborar el padrón de las zonas autorizadas para vender a Enaco,  ha sido deficiente, en donde de 31.886 campesinos que cuentan con 34.245 licencias,  algunos de ellos tienen más de una, produciendo unas 39.484 toneladas de hoja de coca. Por lo que la producción total es cuatro veces más alta que la demanda legal existente 9.000 toneladas. Así mismo de los 31.886 empadronados,  solo 8.453 le vendieron de forma regular a Enaco entre el 2001 y el 2004 y de estos 31.886 empadronados con relación a la producción, no toda ha sido para Enaco, sólo Enaco recibió la cuarta parte de su producción total[20].

 

Todo esto se debe a los altos precios de la Hoja de coca que han sido impuestos por la demanda de los cárteles de narcotraficantes de Colombia y México.

 

Por lo que solo el 27% de las licencias ha reportado ventas regulares a Enaco, como también estos informales han decidido comprar directamente a los agricultores dejando un bajo porcentaje para la venta a Enaco.

 

Se mencionó la presencia de una ley de control, de la Hoja de Coca que más que solución presentó deficiencias  desde su anteproyecto en  Agosto del 2005, en donde se disponía principalmente la desaparición de Enaco por otro tipo de Enaco el cual asumiría el rol de controlador y fiscalizador de la producción, distribución, transporte y comercio de la coca. Abandonando su función de comercializar e industrializar la droga. Pero a su vez no hacía mención, que entidades se iban a encargar del acopio o compra de la hoja de coca[21].

 

Por lo que este grupo de cocaleros, en cuanto a su sobreproducción de hoja de coca sostienen que es debido al consumo tradicional, sabiendo que solamente 4 millones de peruanos consumen coca de manera tradicional.

 

Frente al aumento de cultivos y producción de la Hoja de Coca. ¿Quién es el que se beneficia más con el uso ilícito de la hoja de coca? En primer lugar tenemos al productor (campesino que siembra hoja de coca ganando aproximadamente  US $ 1.500 anuales por hectárea sembrada); El Acopiador (Refina y procesa  la hoja de coca y la transforma en PBC y clorhidrato  de cocaína). El transportista (gana US $ 3.000 aproximadamente por viaje), el distribuidor (quien utiliza la mano de obra de terceros “burros”  a quienes contrata para repartir la mercadería ganando US $ 500  por mes por kilo de PBC pudiendo vender entre 5 y 10 kg mensualmente); el vendedor (Son personas generalmente adictas, quienes se involucran en este negocio ganando US $ 20 diarios por 500 gramos de PBC);  mientras que el narcotraficante (por hectárea de hoja de coca obtiene  4 kilos de clorhidrato de cocaína y 10 kilos de PBC ganando US $ 80.000 si lo vende en la capital y ana US $ 800.000  si lo vende al extranjero)[22].

 

Es una realidad que DEVIDA no ha podido cumplir a carta cabal con los programas de reducción gradual y concertada de las plantaciones de coca, la eliminación de los pozos de maceración, así como las nuevas plantas de hoja de coca y almácigos pese a dicha función establecida mediante                      D.S. 044-2003-PCM del 23/04/03 considerado  éste como ente rector del Gobierno Peruano que tiene que ver con el desarrollo alternativo, prevención y la rehabilitación del consumo de drogas[23].

 

Otro punto en contra es que, desde este año 2006, EE.UU. haya reducido la ayuda económica en 18 millones de dólares menos. De ese total 10 millones estaban dirigidos a programas de desarrollo alternativo y los 8 a tareas de interdicción de cultivos, pero según esa potencia sigue con su lucha antidrogas a su manera, sabiendo que la droga es un problema de casi todos los países del mundo y que se debe luchar en conjunto buscando soluciones integrales[24].

 

Mención especial con respecto al tema tratante es sobre a radicalización de la lucha antidrogas en el Perú mediante la famosa fumigación área[25] principalmente en las zonas cocaleras iniciativa  por los EE.UU., para acabar de una vez por todas con la hoja de coca obteniendo resultados rápidos de su eliminación, sin tener en cuenta la  salud de la población ya que para la fumigación se utilizaría glifosfato, químico nocivo, sin embargo se procedió  como bien se sabe a la fumigación pese a la negativa de la población amazónica y de los cocaleros.  Ante la negativa del Perú frente a las fumigaciones, EE.UU. inicia desde ese momento la reducción sistemática de apoyo financiero, manteniendo hasta no hace poco (Julio 2006) la de restablecer la vigilancia aérea y marítima, criticando el aumento de cultivo de coca y producción de cocaína y látex de opio. Sin embargo actualmente existen vestigios de aplicación de fumigación en ciertas zonas cocaleras pese a ser un químico nocivo para la zona misma y la población,  muy aparte de las intoxicaciones provenientes de la emanación de los químicos de los pozos de maceración.

 

El narcotráfico genera principalmente corrupción, y esta corrupción hoy en día ha logrado estándares generalizados, no sólo a nivel nacional sino también a nivel mundial. Muestra de ello es el personal policial  militar, los cuales muchas de las veces no ejercen control sobre la venta ilegal de la hoja de coca o el ingreso de insumos químicos que sirven para la elaboración de la pasta básica de cocaína y  no tanto por no contar con un buen número de personal policial o militar que haga frente a los narcotraficantes.

 

La existencia de las Bases Antidrogas en las distintas regiones del Perú, con la finalidad de combatir el tráfico ilícito de drogas hasta el momento tiene un regular desempeño e incluso en algunas regiones del país no se cuenta con base antidrogas lo cual trae consigo no solo el incremento sino el libre comercio de drogas.

 

El tema guarda relación con la APT-DEA  donde las exportaciones a los EE.UU. han crecido en más de 2  mil millones de dólares, en donde los ingresos del Estado Peruano, vía impuestos, deberán ser usados en favor de los cocaleros que buscan sustitutos alternativos, la cual sería una gran estrategia para combatir el narcotráfico.

 

Por otro lado el Perú aparece en la lista de países que han batido el record de decomisos de cocaína con relación solo al año 2005, como también el record en aumento de cultivo de hoja de coca y en la desarticulación de organizaciones que se dedican a reclutar personas para este tipo de negocio así como  a informales o contrabandistas que se dedican a esta actividad.

 

Últimamente otro punto de vista, en el Perúes que  se está viendo en hacerse realidad, sobre una ley que permita el libre cultivo de la hoja de coca, la cual ya existe (vigente desde Julio 2006) en el país de Bolivia con fines de industrialización de la hoja de coca[26], sin embargo el permitir el libre cultivo es contraproducente en una realidad como la nuestra, en donde impera la informalidad, el contrabando, pese a que existe el empadronamiento de la coca que se produce, éste presenta  irregularidades y deficiencias, no se respeta las condiciones ecológicas para la agricultura. Sí en la actualidad la legislación (1978) establece en 3 mil toneladas el límite de comercialización de Hoja de Coca y se hace  caso omiso superando el límite, más aún al existir una ley sobre libre cultivo no poniéndose tope en la producción seguiría imperando el narcotráfico.

 

Primero deben superarse estas anomalías así como permitir el cultivo, pero bajo ciertas condiciones pero no un libre cultivo sin existir barreras al respecto.

 

VIII.- INDUSTRIALIZACIÓN DE LA HOJA DE COCA.

 

La Hoja de Coca es un arbusto de enorme poder alimentario y curativo. Gran parte de su potencial curativo proviene de los 14 alcaloides que la conforman, uno de los cuales es la cocaína.

 

Mientras permanece en la hoja misma tiene efectos benéficos para el organismo (contiene  en cantidades ínfimas, es decir de un 0.8%) por lo que en sí el consumo no puede generar toxicidad o dependencia.

 

Genera dependencia o toxicidad cuando se aísla la cocaína de la hoja y se procede a mezclarla con otras ocho sustancias tóxicas ajenas a la hoja convirtiéndose recién en droga.

 

Por su parte muchos fabricantes encuentran obstáculos siendo una de ellas mediante Resolución de 1961, “La Convención de Lucha Contra las Drogas”,  en donde en su lista de estupefacientes se encuentra la Hoja de Coca, seguidamente de las publicidades extremistas respecto al problema de las drogas con relación a los programas gubernamentales de erradicación y sustitución de cultivos, luego ésta la Empresa Nacional de la Coca (ENACO) que mantiene desde su creación de 1978, el monopolio de la compra—venta de la hoja de coca, así como su acopio, exportación, comercialización, y producción, ya que este produce más de 20 productos alimenticios, además de cocaína base para ser usada por la industria farmacéutica. Con respecto a la compra de harina de coca es casi imposible de adquirirla debido a que los precios son desproporcionados, por lo que los fabricantes de productos integrales, se ven limitados a poder adquirir harina de coca para la elaboración de sus panes y galletas. La venta de los mismos tan sólo pueden ser vendidos en el país a cafeterías de gimnasios, tiendas  naturistas autoservicios de provincias, pero no, el de lograr exportar dichos productos.

 

Se sabe por estudios anteriores con relación a las propiedades de la Hoja de Coca que aventaja a otros 11 alimentos de la región andina. La Hoja de Coca contiene proteínas, Calcio, Hierro, Vitamina E, B2 y A además de tener valores muy altos de Fósforo, vitamina C y B2. Es buena en el tratamiento con pacientes con Osteoporosis, Anemia Crónica, Depresión, Osteoartrosis, infecciones urinarias, aumento de la inmunidad y defensa[27].

 

La industria de los alimentos hechos a base de coca se encuentra limitada cada vez más, dentro de los productos elaborados  por la hoja de coca tenemos: galletas, caramelos, champús, jabones, panes, kekes, tortas, hierba medicinal, jarabes, extractos, filtrantes, barras energéticas, bebidas energéticas, refrescos. Productos derivados de la Hoja de Coca: la gelatina, el vino, el dentífrico, la Coca-Cola, harina de coca[28].

 

Con respecto al punto tratado por parte de DEVIDA, sostienen que el mercado es pequeño como para pensar en exportar, más aún sería difícil el de lograr competir con marcas reconocidas como Coca-Cola, Kolynos, por lo que sí se logrará  tal hecho la hoja tendría que ser  baratísima para poder ser competitiva, pero que a los campesinos no les convendría. Asimismo sostienen que la hoja de coca como negocio no es viable ya que su desarrollo industrial depende del sector privado y éste último no ve ningún  atractivo en el desarrollo de la hoja de coca.

 

Cabe señalar que desde el año 2004 las bebidas energéticas Vortex Coca Energy Drinky y K-Drink que empezaron a tener auge en el mercado de la hoja de coca industrializada, sus licencias fueron suspendidas debido a un medida de precaución por parte de DEVIDA, pese a que contaban con la autorización previa de  Digesa, entidad encargada de velar porque se cumplan las normas sanitarias y de salud. Posteriormente Digesa cambia de parecer y junto con Produce y Devida en amparo de la Convención de Estupefacientes de Viena (1961) solicitan la suspensión de venta.

 

Frente a estos sucesos ocurridos las empresas Amadeus Corporation y Kokka Royal Food y Drink, que elaboran Vortex y K-Drink sostienen que todo es estrategia de la política antidrogas de los EE.UU.

 

Por lo que se puede sacar conclusiones sosteniendo que con respecto a la industrialización de la Hoja de Coca principalmente en bebidas energizantes que tuvieron gran auge en el mercado como ejemplo, es un imposible porque para tal actividad se requiere que exista intermediadores (sectores privados) que saquen un alto provecho económico, y que sí estas dos empresas Amadeus Corporation y Kokka Royal Food y Drink siguen dedicándose encontrarán miles de obstáculos, debido a que no les conviene que se conviertan en competidores de las otras marcas que figuran en el mercado internacional en detrimento de cocaleros, fabricadores y empresas que consideran un buen negocio la hoja de coca industrializada, por la que no se podría pensar en una erradicación total, bajo el so pretexto de la salud para seguir afianzando la política antidrogas de los EE.UU.

 

Si bien es cierto que el aumento de cultivos de hoja de coca cuya producción es destinada en gran parte al narcotráfico,  no se puede generalizar el hecho en uno solo, afectando al grupo que tiene intenciones de usarlo con fines de salud, alimentarios, cerrando las puertas a las pocas empresas que intentan industrializar la coca[29], todo ello previamente con la existencia claro está de una Ley de Industrialización de la Hoja de Coca acompañado de financiamiento y suministros a precios razonables. Cambiar reglas bajo presiones, es determinar que existen intereses de por medio, por lo que no pueden verse afectados principalmente los EEUU, en donde incluso ha disminuido el apoyo al país porque no se cumplen sus decisiones y en donde se ve el predominio de mantener el dominio de un país a otro.

 

IX.- SUSTITUTOS DE LA HOJA DE COCA.

 

Respecto al no cultivo de la Hoja de Coca se ha buscado como alternativa el sustituto como una forma de acabar con el narcotráfico erradicando con esto el cultivo de dicha hoja.

 

Muestra de ello tenemos como sustitutos al bambú, la morera y la crianza del gusano de seda. Con respecto al bambú, éste permitiría mejorar el nivel de vida de las poblaciones nativas, es decir con la industrialización del arbusto y su raíz podría ser usado como alimento, así como sirve para material de construcción.

 

La morera es el único alimento del gusano de seda, con su forestación se produciría una ampliación de la frontera agrícola disminuyendo la erosión de suelos y aludes.

 

Con la crianza del gusano de seda se generaría empleo e ingresos sostenidos no estacionales proyectados en un promedio de 7 a 8 años, en el fomento de la sericultura donde pueden trabajar niños y mujeres especialmente.

 

Con todo ello traería consigo una alternativa económica viable de sustitución de la hoja de coca, en donde incluso se lograría el redoblamiento de la Amazonía beneficiando de esta manera a los microproductores pequeños y medianos productores, comunidades campesinas e indígenas así como a la agroindustria nacional.

 

Sin embargo hasta la fecha siendo un sustituto rentable, no ha sido tomado en cuenta por DEVIDA y el propio Estado Peruano[30] en donde más bien como sustitutos al cultivo de la hoja de coca ha sido el de construir escuelas, lozas deportivas, entrega de paquetes escolares con mensajes alusivo  a las drogas, lo cual sirve si bien es cierto para culturizarnos, recrearnos y tomar conciencia y no pensar en seguir cultivando hoja de coca se deja de lado el factor económico, con relación a percibir ingresos económicos ya que de ahí deriva al factor alimenticio, educativo, etc[31].

 

Por otro lado respecto al tema tratante en el país de Colombia, las mafias de narcotraficantes se dedicaron a la distribución gratuita de semillas de amapola en nuestro país, las cuales generan mayor rentabilidad que la hoja de coca debido a que no se utilizan insumos químicos ni tampoco se requiere personal para el procesamiento de droga, esperando tan solo 6 meses para la extracción manual del látex de opio valorizado en US $1,000 el kilo[32].

 

Por lo que en vez de buscar un buen sustituto[33] que ayude a estas personas se ha generado un problema mayor donde prevalece nuevamente el narcotráfico a espaldas del propio Estado Peruano, mediante su permisividad, por su parte DEVIDA no cuenta con presupuesto para la eliminación de amapolas, no existe vigilancia área, sin embargo se presiona a las empresas que buscan del modo legal y correcto la industrialización de la hoja de coca, sabiendo que este negocio ilícito genera al año US $ 32 millones.

 

Demás esta mencionar que los agricultores que buscan alejarse y abandonar el camino del narcotráfico, seguirán sumergidos ante la falencia económica y bajo la presión de los cárteles de la droga de seguir cultivando la hoja de coca pese a saber que el gran porcentaje extraído de la hoja de coca va al procesamiento, comercialización, venta y consumo de droga, en donde pues no se ve que se hayan fortalecido los programas de desarrollo alternativo para poder vencer el narcotráfico.

 

X.- PROLIFERACIÓN DE CONSUMIDORES.

 

Se debe partir haciendo mención que la adicción es la necesidad compulsiva de repetir una conducta a pesar de conocer sus consecuencias negativas, como es el caso del alcohol y los psicofármacos ilegales.

 

Estas sustancias no tienen los mismos efectos en todas las personas, pero en su generalidad conllevan a la adicción. La figura del drogadicto tiene que ver con el tema ya que éste va perdiendo los mecanismos de control, todo con la finalidad de tener un acceso total a la droga.

 

Si bien es cierto que el consumo de drogas para un grupo de personas le produce graves consecuencias, en tanto que existe otro grupo que el consumo de drogas es parte de su vida diaria[34] y que los efectos y consecuencias son demasiadas lentas y lejanas, no significa que a éste último grupo no se le deba tomar en cuenta para el estudio y su respectiva curación de la adicción, ya que estos se encuentran en calidad de consumidores consetudinarios. Conviene saber que dentro de este grupo no lo conforman adultos sino jóvenes y hasta incluso adolescentes y niños que se han visto sumergidos en las drogas.

 

La adicción tiene que ver mucho con el consumo de drogas, no son cosas distintas que merecen un tratamiento aislado ya que el consumo continuo acarrea adicción y el consumidor pasa a ser un drogadicto en potencia.

 

Es sorprendente a su vez que cada año aproximadamente más de 150,000 peruanos en su mayoría adolescentes y jóvenes e incluso niños se inicien en el consumo de drogas ilegales, siendo la marihuana, cocaína, la pasta básica de cocaína y el éxtasis las sustancias de mayor consumo y acceso en el país.

 

Se sostiene que el consumo de drogas en adolescentes preferentemente son por  razones afectivas  que se dan dentro de la familia, en donde el adolescente en la etapa de su niñez e infancia ha percibido sólo desamor, indiferencia, maltratos, lo cual conlleva a que no madure en su personalidad, vuelquen sus sentimientos al odio, busquen la soledad, vivan entre la angustia y la infelicidad. Otras de las causas son que son abandonados por su propia familia encontrando en las drogas la compañía perfecta, otras de las razones son los conflictos familiares entre padres, en donde el niño es espectador muchas de las veces desahogando sus temores y miedos en las drogas.

 

Sin embargo lo antes mencionado queda en un segundo plano al constatarse que la principal causa del consumo de drogas, tanto drogas ilegales como del alcohol sean por razones de “Presión de Grupo”[35], trayendo consigo alarma e inseguridad total, ya que este factor tiene más fuerza que los conflictos familiares[36]. Incluso el consumo por parte de los adolescentes en cuanto a la edad cada año va descendiendo, es decir 3 años atrás la edad inicial en un adolescente llegaba a los 14 años, ahora más bien es a partir de los 11 años.

 

Ante este tipo de factor de Presión de Grupo, los padres de familia juegan un rol importante en el acompañamiento de la adolescencia de sus hijos, debido a que es la etapa más compleja, debido a que en esta etapa tiene que haber cierta soltura, pero moderada de permisos de salida a la calle, el de conocer nuevos amigos(as), saber cuales son sus pasatiempos, a que se dedican sus nuevos amigos. Esta etapa requiere de mucho cuidado, seguimiento, no entendiendo esto último como una absorción total al adolescente sino más bien se debe entender como un constante diálogo, saber si se lleva bien con los nuevos amigos, saber sí siente alguna presión por parte del grupo, el cual no es compartido por el adolescente o sí lo es, en que se basa dicha presión. Caso contrario una salida no efectiva es la de encerrar al adolescente y convertirlo en un ser asociable, debido a que corre el riesgo en la mayoría de veces a que éste se torne rebelde, llegue a mentir, y se logre escapar de la casa.

 

Por otro lado el factor curiosidad en porcentajes no ha disminuido, pero se mantiene latente y debe también ser tomado en cuenta por los programas orientados a reducir la demanda de la droga.

 

Es lamentable ver la poca actuación que tienen los Estados para hacer frente al consumo y tráfico Ilícito de Drogas siendo los protagonistas externos del problema que aqueja a nivel mundial. Si bien es cierto no formamos parte de los grupos de poder, pero en cifras triplicamos el número, pero para ello requerimos que el Estado vele por los interese de su país en beneficio de la sociedad y no siendo al revés que vele por sus propios intereses.

 

Este negocio de venta y consumo ilegal bordea los 500 mil millones de dólares, en donde el mercado a nivel mundial de la droga cuenta con más de 200 millones de consumidores de estupefacientes, en donde el país del Perú estaría recibiendo entre 1,000 millones y 2,000 millones de dólares al año[37]. Tomando como una muestra a nuestro país, vemos que son pocos los esfuerzos de los gobiernos para querer frenar su avance en cuanto a venta y consumo de drogas, debido a que existe una gran rentabilidad económica en juego.

 

Por otro lado concerniente al tema, el papel que asumen las Instituciones Educativas, Institutos y Universidades es fundamental a nivel interno mediante campañas de información y prevención; por parte de las Organizaciones no Gubernamentales éstas trabajan es la prevención con Instituciones Educativas, Institutos, Universidades y sectores populares debido a que la venta de droga no tiene límites y ésta se puede conseguir a ínfimos precios. Esto de alguna manera contrarresta este gran problema que afecta no sólo a nuestro país, sino que afecta a casi la mayoría de países del mundo.

 

Cabe señalar que no existe ningún tipo de droga blanda[38], especialmente la marihuana que tiene sustancias cancerígenas en sus componentes, además es la puerta de entrada para el consumo de otras sustancias.

 

Todo consumo se hace por primera vez, el consumo consecuente se convierte en adicción y la adicción conlleva a un suicidio debido a que la persona se destruye así mismo como a su familia.

 

No se encuentra justificación alguna cuando una de las causales para el consumo sea la falta de trabajo o la de mejores oportunidades laborales, debido a que sino se tiene trabajo con qué dinero propio se cuenta para el consumo, más aún para buscar mejores oportunidades laborales ya que el consumo trae consigo el despido laboral.

 


XI.- BURRIERS ¿NECESIDAD O NEGOCIO?.

 

Hablar sobre los “burrier” significa también hablar acerca también de la existencia de Organizaciones que se dedican a captar[39] sobre todo a mujeres jóvenes y hermosas, las cuales pasan en algunas oportunidades sin ser descubiertas por los agentes de Aduanas o por el personal de seguridad de los aeropuertos.

 

En la práctica se logran detener a éstas personas que en su gran mayoría son de nacionalidad peruana, pero no se logra desarticular ni identificar a éstas Organizaciones que se dedican a reclutar personas con la finalidad de pasar droga de un País a otro.

 

Estas personas que se dedican a estas actividades logran ingerir entre 80 a 165 envoltorios (de 8 a 14 gramos cada uno) con clorhidrato de cocaína a cambio de dos a cinco mil dólares, conforme la cantidad de estupefacientes transportado en sus propios estómagos.

 

Incluso el Burrier se encuentra en la capacidad de llevar hasta un kilo de droga en el estómago, lo que no se sabe es que todas las personas no tienen el mismo organismo, es decir algunas de éstas personas que sufre de gastritis o de úlcera, la cocaína que ha sido introducida en su organismo sirve de estimulante nervioso y la tensión aumenta más y puede traer consecuencias al sumarse el no haber ingerido alimentos por más de dos días.

 

Para toda prueba tiene que haber un ensayo, en este caso los Burriers hacen sus entrenamientos iniciales deglutiendo trozos de zanahorias en forma de dedo o plátanos manzanos pequeños, o engullen uvas de tamaño grande y grueso para ir acostumbrando a la garganta. Una vez finalizado la primera etapa pasan a la segunda etapa la cual consiste en que al momento de tragar las cápsulas las acompañan bien sea con agua, puré o gelatina; culminada esta etapa dejan de comer cualquier tipo de alimento, ni líquidos menos alcohol o gaseosa, y finalmente en la última etapa evacuan las cápsulas por medio de purgantes y aceite de oliva.

 

Punto importante con relación al tema es la fabricación de las cápsulas cuyos insumos necesarios son tan sólo preservativos o guantes de hule, hilo dental, cera y una pequeña prensa, siendo la fabricación meramente manual, ya que la droga una vez prensada en forma tubular es introducida en los dedos medio y anular de uno de los guantes quirúrgicos, luego las cápsulas son amarradas y una vez recortadas se revisten con cera para facilitar el ingreso bien sea por la boca o por el recto, ocupando tanto el estómago como el intestino grueso y delgado[40].

 

Las cifras con relación a los Burriers sigue en forma creciente optando hoy en día por nuevas y mejoradas modalidades de poder transportar la droga, y uno de ellos sería el material que envuelve a la droga, sería más delgado el cual traería consigo la no detección de la droga por pantalla a través de las placas, en donde incluso las personas sospechosas terminarían denunciando por daños y perjuicios y abuso de autoridad al personal policial.

 

Cabe señalar que las placas no son pruebas decisivas en la investigación, sólo indica la presencia de cuerpos extraños en el abdomen, lo que sí se convierte en prueba decisiva son las bolsitas de cocaína al momento de ser evacuadas por este tipo de personas (burriers).

 

Por su parte existen otro tipo de trasladar la droga que viene hacer a través de la “maleta” la cual presenta doble fondo en donde se esconde cocaína, o la “momia” llevar la droga adherida al cuerpo, muy poco se usa  la modalidad del “courier” a través de envío de droga por correo postal a distintos países así como por internet.

 

Actualmente se puede comprobar que los porcentajes son casi iguales ante la realidad y situación de los burriers, es decir entre necesidad económica y negocio rentable, el cual es cubierto en su gran mayoría por los mismos narcotraficantes y muy poco por gente que no forma parte de este tipo de organizaciones, no tomando en ninguno de los casos las consecuencias que pueda acarrear el ingerir tantas cápsulas en el organismo jugando con la propia salud y vida por una suma de dólares.

 

Se debe tomar en cuenta que una vez que uno se presta a este tipo de actividad no es por una única vez, ya que toda organización y más aún de este tipo pone condiciones de cuándo uno debe retirarse de la actividad, aparte de involucrar indirectamente a la familia, porque se llega a sufrir presiones de toda índole para seguir continuando en esta actividad ilícita.

 

Es importante  saber que las consecuencias son muy graves si es que alguna de las cápsulas se llegara a romper, produciéndose edema pulmonar, el corazón presenta arritmia cardíaca maligna, trayendo consigo un edema cerebral, se presenta convulsiones y finalmente al ser el tronco del cerebro presionado contra las paredes del cráneo la persona llega  a fallecer.

 

Finalmente con relación al tema los efectivos de la DINANDRO y la Brigada de Operaciones Especiales (BOES) de la Sunat y la Unidad Canina Antidrogas (K-9) tratan de contrarrestar de una forma la salida de cocaína por los Burriers ante su nerviosismo y titubeo que estos presentan[41].

 

XII.- POLÍTICA ANTIDROGAS.

 

Repasando los distintos aspectos de la política antidrogas, sabremos que tan eficiente ha sido y viene siendo contra el narcotráfico actualmente.

 

a)     Lucha contra el Narcotráfico y la producción masiva de la Hoja de Coca.

 

El comportamiento  que tiene y que presenta el estado Peruano al ejercer una política soberana con respecto al tema, es objetable en cuanto los programas de cultivo alternativo no se encuentran a cargo del Ministerio de Agricultura sino por un conjunto de ONGs privadas financiadas por parte del gobierno norteamericano.

 

b)     Rehusamiento por parte de EE.UU de hacer frente al Narcotráfico.

 

Al no considerar el problema del narcotráfico generado por la oferta sino que siempre lo enfoca desde un punto de vista de la demanda, no tomando en cuenta el lavado de activos, en donde se encuentran los centros financieros de los EE.UU.

 

c)      Política de Cultivos de desarrollo Alternativo.

 

Con relación a este punto es muy cuestionado, no desde ahora sino desde hace 4 años atrás, debido a que el desarrollo alternativo guarda relación con la cooperación internacional y ésta al  otorgar una determinada cantidad de dinero hacen prevalecer sus condiciones, motivo por el cual actualmente el apoyo internacional principalmente de EE.UU es casi nulo, al haber disminuido su apoyo financiero al no haber aceptado que se den abiertamente las fumigaciones contando para ello con un químico nocivo, así como no se cuenta con mercados que capten la producción de las asociaciones de productores agrarios de la selva alta en cuanto a sus productos que en la mayoría de veces encuentra restricciones y sino presencia de intermediarios, por todo ello se nota una marcada sobredependencia de la ayuda internacional sobre todo de los EE.UU.

 

d)     Negativa a la Industrialización de la Hoja de Coca.

 

Todo lo concerniente a la Industrialización del país es caso cerrado, es decir existen miles de trabas y obstáculos ya que por parte de los EE.UU, es que el país nuestro, no surja, siempre se quede mediatizado y seamos simples técnicos, obreros.

 

Si bien la industrialización de la Hoja de coca sería una buena alternativa[42], tendría que empezar en poca escala debido a la situación actual en que vivimos, en que el narcotráfico es su mayor contendor para que no se pueda   hacer realidad la Industrialización de la hoja de Coca, debido a que la mayor parte de ella va al narcotráfico, pero de a pocos se puede ir empezando en beneficio de los pocos campesinos cocaleros que están en contra del narcotráfico así como de personas interesadas en poder exportar sus productos en base a la hoja de coca fuera del país. Existiendo para ello una Ley de Industrialización de Hoja de Coca acompañado de financiamiento y suministros con precios razonables. Este punto guarda estrecha relación con los sustitutos alternativos de la hoja de coca[43], los cuales son muchos, pero encuentran trabas debido a que estos sustitutos no se encuentran en la mira de los campesinos cocaleros en ser solamente consumidos por ellos, sino de buscar su industrialización como es el caso de la sericultura, los cuales son observados y no tomados en cuenta con respecto al apoyo internacional.

 

e)     Mal Funcionamiento de la Erradicación de Cultivos.

 

Para tomar una determinada acción, antes se deben tomar ciertas medidas y precauciones para no tener consecuencias nefastas como es el caso de la erradicación de Cultivos de hoja de coca, en donde mediante las fumigaciones se quería acabar de una vez por todas con el narcotráfico, haciendo uso para ello de un químico nocivo no sólo para las zonas sino también para sus habitantes. Así como el de erradicar dichas zonas entregando sustitutos[44] para que sean cultivados en dichas zonas, no sabiendo que mediante el uso de tal químico y de insumos químicos usados para hacer la droga han deteriorado el suelo y es muy difícil sí es que éste antes no ha sido revisado ni curado para poder sembrar estos sustitutos.

 

Tampoco es erradicar y construir escuelas y lozas deportivas, no tomando en cuenta el factor económico que genere algún tipo de ingreso para cubrir otro tipo de necesidades elementales. Respecto a este punto el propio Estado Peruano debe ser el que tome las cartas sobre el asunto, si se quiere erradicar ofreciendo salidas sensatas y que estén de acuerdo a la realidad en que se vive.

 

f)        Existencia de la Institucionalidad Antidrogas.

 

El Estado dejó entrever que mediante organismos especializados, estos podían hacer frente ante el narcotráfico, pero en realidad es todo lo contrario, no tanto porque se crea que son impulsores al incremento del narcotráfico, sino porqué sus alternativas de solución quieran o no han sido poco efectivas o casi nulas, siendo una de las razones en el caso de DEVIDA, la cual se dedica a administrar fondos provenientes del exterior sin contar con la fiscalización del Congreso Peruano debido a que el 90% de fondos provienen de los EE.UU.

 

El cual a través de éste (DEVIDA) implantan condiciones, presionan y reformulan sus propuestas, convirtiéndose en un impedimento más que en ayuda, por lo cual se debe buscar en corto plazo reformar este ente rector, como es el caso de DEVIDA partiendo que no es un órgano autónomo y que por más que este apoyado financieramente por otro país está sujeto a una fiscalización por parte de nuestro país en forma permanente. 

 

g)     Amenaza de que el Perú se convierta en un Narcoestado.

 

Tanto DEVIDA, las ONGs hacen alusión de que el Perú ante el incremento de cultivo de Hoja de Coca se convertirá en un “Narco estado”. Pero como bien lo señala Soberón Garrido, Ricardo[45] el Perú ya es un Narcoestado tanto por los contactos que ha venido teniendo el País con Estados Unidos, personalidades cuestionadas y controvertidas; la presencia del lavado de activos con relación a nuestro País, EE.UU y otros países; el ingreso de insumos químicos mediante contrabando a la vista  y paciencia de las autoridades; la facilidad de residencias norteamericanas a empresarios de insospechada trayectoria laboral, todo ello formando un engranaje con relación al narcotráfico.


h)      La Ley y la Justicia Penal.

 

Con respecto a la Ley Penal, ésta es actualmente más represiva, en la mayoría de casos se aplica a eslabones más débiles de la cadena, mientras que los eslabones más altos siguen libres. Por si fuera poco, el número de procesados y denunciados por drogas sigue aumentando, al igual que los centros penitenciarios que quintuplican su población, en donde en su interior viene imperando libremente la droga, la cual es factor de poder y jerarquía dentro de la población penitenciaria.

 

i)        Tráfico de Insumos Químicos para la Cocaína.

 

Persiste la existencia de camiones con ácidos, kerosene y demás insumos que ingresan fundamentalmente por medio del contrabando, transitando en nuestro país. En cuanto a las labores de interceptación son escasas, lejos de no contar con equipamiento adecuado ni de una adecuada logística, la corrupción de malos elementos tanto del Poder Judicial como la PNP, elementos que contribuyen a la proliferación de la droga punto de poca importancia para el Perú y otros Organismos que proporcionan ayuda internacional.

 

j)        Ineficacia de Empadronamientos y Licencias.

 

El empadronamiento de los campesinos cultivadores de coca debe darse mediante estrictas formalidades, así como el otorgamiento de las licencias, debido a que si persiste el no control, entonces se da camino libre a los Narcotraficantes e informales que proliferen y se dediquen incluso a negociar con las licencias. Debe existir un organismo que se encargue de controlar y supervisar los empadronamientos y licencias dando cuenta  de la información en forma mensual. Así como el de empadronar a los campesinos cultivadores de coca a razón de no más de una hectárea por agricultor cuya producción está destinada única y exclusivamente a uso médico, tradicional y en poca escala para fines alimentarios bajo estrictas medidas de seguridad.

 

k)      Prevención al Consumo de Drogas.

 

La prevención que se viene dando en nuestro país principalmente tiene resultados poco óptimos debido a que cada vez los consumidores de droga tienen menos edad, es decir, las edades bordean entre 10 y 12 años. El porcentaje de adictos ha crecido en comparación con cifras de los años anteriores. La prevención no sólo debe constar de charlas o programas dirigidos a las instituciones educativas o sectores populares por intermedio de ONGs como lo enfoca el Estado Peruano y otros Organismos Internacionales, sino que la prevención debe ser integral y activa, papel que le corresponde a las autoridades peruanas, es decir, a las Municipalidades en Supervisar en forma regular y permanente lo hoteles, negocios, pubs en donde tiene mayor incidencia y presencia la droga, no sólo consiste en otorgar licencia sino se debe constatar que dicha licencia cumple su finalidad o no, buscar la manera en que los niños y jóvenes tengan un acercamiento  con personas que han caído en la droga, para que vean directamente a las consecuencias que trae consigo la droga.

 

Ésta prevención finalmente debe ir a la par con la participación de otro tipo de autoridades como es la PNP, Aduanas, la Base Aérea, Marítima,  La Sunat, El Poder Judicial. Cada uno con su propia función pero con un mismo objetivo que es la de combatir y acabar con el narcotráfico.

 

l)        Presencia Senderista.

 

Si bien es cierto que los terroristas estén vinculados de una u otra manera con el narcotráfico, no significa que no genere alarma en la sociedad. Sino por más que se trate de remanentes de senderistas, significa un punto más a su favor para el terrorismo[46], ya que si poco hace el país para acabar con el contrabando que presenta un mayor auge con respecto al Narcotráfico, poco se puede esperar de la presencia existente de terroristas implicados en el Tráfico Ilícito de Drogas, donde este negocio no sólo genera rentabilidad económica sino que permite la venta ilegal de armas, equipos de última generación en cuanto a tecnología se trate.

 

m)   Función de las Interdicciones Aéreas.

 

Si bien es cierto desde el 2001 en que ocurrió un accidente teniendo como víctimas a Estadounidenses, éstas interdicciones dejaron de aplicarse en el año 2003 hasta la fecha, pero se tiene la esperanza que nuevamente se renueven en este próximo gobierno del Dr. Alan García Pérez. Sin embargo estas funciones de Interdicción tienen que ver con la incidencia de EE.UU., de manejarlo a su manera, sabiendo que es una herramienta útil y necesaria especialmente para nuestro País  con la finalidad de contrarrestar al Narcotráfico, ya que si bien es cierto desde hace quince años atrás viene teniendo incidencia el narcotráfico a nivel marítimo, no se puede soslayar y abandonar las interdicciones a nivel aéreo con la finalidad no solo de detectar narcoavionetas, sino también localizar plantaciones, pozas de maceración, laboratorios, porque como bien se sabe, los narcotraficantes tienen un libre desenvolvimiento a nivel nacional y no existe barreras en cuanto expansión se trate y pueden incidir nuevamente a nivel terrestre en la selva peruana.

 

El sistema de Interdicción opera de la siguiente forma: En el nivel más alto opera un avión - radar tipo Awacs, en las alturas intermedias las naves tipo linterna tales como los aviones Citation y en el nivel más bajo operan los interceptores A-37 (de reacción y mayor velocidad) y T-27 Tucanos (a turbo hélice, de menor velocidad) permitiendo emplear el medio adecuado según las características del blanco a interceptar. Si se trata de una nave de poca velocidad deberá intervenir un Tucano (T-27) y si el blanco es una avioneta bimotor, un A-37. Este sistema de Interdicción sirve para identificar a lo aviones-blanco, usando para ello de datos de aviones-radar o de radares de tierra en donde centran a las narcoavionetas y las persiguen para revisar su contenido.

 

Cada Estado adecua sus normas sobre la materia a lo que establece la OACI., este punto guarda estrecha relación con las PAC, las cuales siguen siendo reactivadas por los narcotraficantes para la exportación de drogas ante la falta de Apoyo de EE.UU. y la pasividad del Estado Peruano[47].

 

n)      Rol y Situación de las Interdicciones Marítimas.

 

El próximo gobierno del Dr. Alan García Pérez, tendría la responsabilidad de reorientar la nueva estrategia de interdicción contra el tráfico de drogas hacia el mar y los puertos del país, cuyas interdicciones fueron suspendidas hace cinco años por razones de un derribo que hizo la FAP de una avioneta con misioneros estadounidenses, ocasionando la muerte de estos. Sin embargo este sistema de control y manejo estará a cargo de los Estados Unidos.

 

Se tiene conocimiento que desde hace quince años la droga elaborada en el Perú es evacuada al exterior por mar, la cual es camuflada dentro de un contenedor.

 

La forma como operará este sistema de Interdicción[48], es de la siguiente forma: En primer lugar se contará con aviones Orión P-3(AEW), en donde a través de sus radares lograran detectar embarcaciones pesqueras industriales o artesanales que son sospechosas por haber salido de su zona de trabajo o haber apagado su sistema de rastreo satelital, en segundo lugar el  Orión P-3 (AEW) indicará las coordenadas del barco sospechoso a una nave C-26 especializada en interceptar y grabar en video lo que ocurre en el mar, en tercer lugar mientras el C-26 graba los movimientos de la nave que es vigilada, se comunicará con la respectiva Capitanía de Puerto para la salida de las lanchas patrulleras de la Marina de Guerra, en cuarto lugar las lanchas patrulleras llegaran hasta el buque sospechoso y le solicitaran por radio autorización para realizar la inspección respectiva, finalmente como medida de fuerza si el buque detectado no permitiera el abordaje y huyera sería perseguido, en tanto que las lanchas patrulleras procederían a disparar al mar como medida disuasiva.  Cabe señalar que el uso de acciones de fuerza debe ser equivalente a la agresión recibida.

 

Los puertos actualmente no se encuentran bien implementados tecnológicamente, no hay personal suficiente. Hablar de lograr la revisión de cada buque pesquero o de transporte sobre todo de los contenedores, se ve impedida ante la premura del tiempo y la actividad comercial. Pero cabe señalar que la revisión e inspección puede efectuarse conforme  las reglas del INCOTERMS 2000, Existe además una  Ley de Pesquería con relación a los Puertos, una ley Aduanera al respecto (Ley 28008) (19/06/03) en donde pues parecen no querer ser  tomadas en cuenta, o que son cumplidas algunas veces, permitiendo de esta manera irregularidades dando paso al Narcotráfico[49].

 

Sin embargo es menester señalar que dicha revisión e inspección con ayuda tecnológica puede ser más eficiente y efectiva, como es el caso de contar con Rayos X, los cuales pueden leer 40 segundos lo que transporta un camión o un contenedor, el cual debe ser aplicado tanto a nivel terrestre como marítimo en puntos clave pudiendo hacer frente de esta manera al narcotráfico y al contrabando.

 

Es preciso señalar que la tecnología debe ir a la par con la elección de personas idóneas que tengan conducta intachable, puesto que en sus manos estará la de asumir el rol de control y supervisión. Ya que de nada valdría que el Estado Peruano gaste una cifra elevada de dinero o solicite ayuda financiera para adquirir una red de equipos completa de rayos X sí las personas encargadas de asumir tal responsabilidad procedan a dedicarse a negociar con los narcotraficantes prevaleciendo una vez más la corrupción y se vuelva a hojas primeras, no encontrando solución al problema. Asimismo cabe manifestar que lo antes mencionado sería una de las soluciones al gran problema de las drogas, ya que existen otros problemas señalados en el desarrollo del tema que deben ser tratados en forma más analítica, profunda y humana para poder unificar criterios y encontrar alternativas de solución a corto, mediano y largo plazo en esta lucha constante con el narcotráfico.

 

Está demás referirnos que las estrategias que ha tenido hasta el momento el estado Peruano de prevenir y rehabilitar al adicto, fomentar el desarrollo de cultivos alternativos, proteger el medio ambiente, erradicar los cultivos ilegales de Hoja de Coca y la de capturar los embarques con droga con sus respectivos capos[50] poco o casi nada se vine haciendo en nuestro país[51]. Incluso DEVIDA nos hace recordar que el Plan Integral del estado Peruano para la lucha contra las drogas se aplicará de acuerdo al dinero que tengamos disponible.

 

o)     Falta de Apoyo de Financiamiento.

 

Mientras las mafias internacionales del narcotráfico vienen manejando US $ 322.000 millones al año, para fabricar droga, resguardar rutas de entrada y salida, pagar a ciertas autoridades, pagar a sicarios para que maten a personas que quieran investigar sus actividades, el Perú sólo maneja US $ 140 millones el cual es proveniente casi el 90% del extranjero, el cual es usado para la prevención de consumo, erradicación de cocales y captura de cargamentos con droga.

 

Si se busca como excusa la falta de dinero para acabar con el narcotráfico es cuestionable, ya que debemos pensar sí es que la ayuda proveniente de otros países aparte de los EE.UU., más los préstamos solicitados al FMI para sus distintos sectores, y los ingresos que percibe a través de los distintos impuestos son destinados a otros fines, o son usados para uso personal en detrimento de nuestro propio país satisfaciendo intereses particulares y no en bien del país.

 

Sí para todo contamos con financiamiento del extranjero como EE.UU., Comunidad Europea, entonces se reafirmaría que el país no tiene nada de autonomía, ni es independiente y sí lo es sólo será meramente en palabras pero no en hechos. Se entiende que en toda ayuda de financiamiento tiene que haber concertación entre ambos países o  países, pero no un sometimiento o dominio sobre el otro. Hay que tener en cuenta a nuestras autoridades que se recuestan a esperar el dinero sin poder hacer nada por ellos mismos, no existiendo voluntad política.

 

XIII.-    EFECTOS EN EL ORGANISMO PRODUCTO DE LA DROGA.

 

El mercado es amplio con lo que respecta a las drogas, a continuación las principales drogas que causan efectos severos en el organismo del ser humano.

 

El GHB o Gamahidroylbutirato.
 

Ésta droga puede llegar a ocasionar daños mentales en el sistema nervioso central. Esta droga la usan generalmente hombres que no son capaces de tener relaciones con mujeres por convencimiento o por amor, así como para poner en estado de vulnerabilidad a la mujer joven y después abusar sexualmente de ella.

 

El GHB es un líquido inodoro e incoloro que puede ser mezclado con facilidad en cualquier bebida, sin que el consumidor se dé cuenta.

 

El Éxtasis o XTC o píldora del amor.
 

Es una droga sintética, produce daños físicos evidentes como: náuseas, visión borrosa, movimiento incontrolado de los ojos, incremento de la presión sanguínea y en los casos más graves produce la muerte por infarto cardíaco, fiebre o intoxicación hepática y en los efectos al organismo sed sistemática, euforia, desinhibición, locuacidad, deshidratación, taquicardia, excitación sexual, aumento de temperatura corporal.

 

Esta Droga esta compuesta en un 50% por anfetaminas, que tienen un efecto similar a la cocaína. El resto está constituida por alucinógenos y una tercera parte por Benzodiazepinas y barbitúricos, los cuales generan efectos hipnócticos y tranquilizantes.

 

El éxtasis no produce una rápida adicción ni genera cuadros de abstinencia[52] como sí los genera la cocaína, por lo cual es difícil convencer a la persona joven que recién se inicia en la droga que deje de consumirla.

 

Al ser altamente estimulante, permite a la persona bailar entre 8 a 10 horas, produciéndole “golpes de calor”, los cuales derivan en la deshidratación e incluso en la muerte sí en esos lapsos de horas no se llega a consumir agua en forma permanente.

 

La Cocaína.
 

El Consumo de esta droga provoca alteraciones en los neurotransmisores que llevan la dopamina (asociada a los efectos placenteros). Además de los peligros de un ataque cardíaco, las reacciones  a la cocaína dependerán de la forma en que esta sea usada: si es inhalada produce pérdida en el sentido del olfato o hemorragias nasales y sí se ingiere puede generar gangrenas en los intestinos.

 

La situación se complica aún más si a esta sustancia se le suma alcohol en grandes cantidades que hacen que el hígado no pueda metabolizar la cocaína por lo qué la droga se repotencia de forma más tóxica. La mezcla de ambas produce etileno de cocaína.

 

La cocaína provoca infartos cerebrales (con pérdida de masa cerebral y de neuronas) y de daños en el lóbulo frontal, produciendo un cambio en el comportamiento y presencia de falta de emociones.

 

Los efectos a corto plazo debido a esta sustancia son: aumento de energía, disminución del apetito, agudeza mental, contracción de los vasos sanguíneos, aumento de palpitaciones del corazón y tensión arterial, aumento de temperatura y presencia de pupilas dilatadas.

 

Los efectos a largo plazo son: adicción, irritabilidad y cambios de temperatura, intranquilidad, paranoia y alucinaciones auditivas[53] [54].

 

La Marihuana. (Cannabis Sativa)
 

No produce adicción ni síndrome de abstinencia, pero su necesidad es psicológica y para sentir sus efectos se necesita consumir mayor cantidad. Generalmente fumada produce efectos rápidos, en pocos minutos se puede estar volando, conforme a la concentración de (9-DTHC) tolerancia personal, expectativa psicológica, antecedentes personales o terreno psicológico de dos a tres pitazos se puede hacer “un buen o mal viaje” entrando de esta manera en un éxtasis de beatitud, con goce profundo de bienestar físico y moral.

 

Con frecuencia se presentan mediante su uso confusión mental con alucinaciones auditivas y visuales, seguidas de períodos de amnesia, actos impulsivos, fugas, delirios y comportamientos psicopáticos siendo un efecto tanto en hombres como en mujeres a la alteración o perturbaciones hormonales[55] [56].

 

Asimismo dentro de las drogas psicoactivas algunas drogas han adquirido el dudoso nombre de recreativas como los psicodélicos: la mezcalina y el peyote son alucinógenos que alteran las percepciones.

 

Un alucinógeno moderno es el LSD (Dietilamina del ácido lisérgico) que es un psicodélico, pues no altera sino traslada las percepciones (hace ver música y oír colores).

 

El alcohol a la vez que es estimulante es analgésico. Existe además las drogas recreativas como la “Ketamina”, con una serie de variantes, cuando se combina el alucinógeno con cocaína es llamada “CK” o “calvin Klaine”, “Mary K” es ketamina más marihuana.

 

El efecto de las drogas psicoactivas tienen efectos negativos en distintos niveles[57]. El más fatal es el cambio de conducta que puede llevar a la agresión, al accidente o al suicidio. De acuerdo a la droga hay un efecto sobre la percepción y memoria que puede ser duradero. Incluso algunas de estas drogas causan cambios de conducta similares a la esquizofrenia.

 

Este consumo de drogas tiene que ver con la adicción puesto que el consumo acarrea a la persona a volverse o convertirse en adicta.

Todas las drogas estimulan las llamadas “rutas de gratificación” en la región limbo-cortical del cerebro. En el caso de los estimulantes (cocaína, benzodiazepina, etc) la caída en la actividad de la zona límbica del cerebro causa depresión y ansiedad, pudiendo llegar a la paranoia.

 

Como lo señala Tomás Unger[58] las nuevas drogas recreativas, que combinan estimulantes con alucinógenos, opiáceos y psicodélicos, las consecuencias pueden ser funestas o extremas las conductas, producto de la ansiedad y la desesperación. Sostiene además que la predisposición a la adicción puede ser hereditaria, social, económica y geográfica.

 

Por sí fuera poco, la química permite fabricar una gran variedad de drogas a partir de sustancias imposibles de controlar. Punto que debe ser considerado por este Nuevo Gobierno que empieza, en dirigir el estudio y la preocupación en la prevención, rehabilitación así como el de apoyar económicamente a la investigación y producción de nuevos fármacos con efecto antiadictivo ya que los adictos se encuentran no sólo en los centros de rehabilitación sino en nuestros alrededores incluso en las cárceles que son foco de adicción a gran escala ya que éste (droga) en la población penitenciaria se considera como factor de poder y prestigio.

 

XIV.- EFECTOS COLATERALES DE LAS DROGAS.

 

De cada 10 delitos 08 son cometidos bajo los efectos del alcohol y las drogas[59], siendo las drogas más usadas la marihuana y la cocaína para cometer ciertos delitos así como el alcohol.

 

El alcohol esta asociado a delitos violentos (Homicidio, Lesiones Graves y Violaciones), la PBC a (Hurtos o Robos Agravados) y el Clorhidrato de Cocaína a (Estafa y Tráfico Ilícito de Drogas)[60].

 

Tomando en cuenta el aporte del Criminólogo y Sociólogo Pérez Guadalupe, José Luis[61], el cual define tres tipos de delincuentes de acuerdo con su asociación con las drogas:

 

a)     Delincuente Consumidor.- Aquel que tiene como profesión el Robo. Consume drogas, pero no tiene mayor necesidad o dependencia de ellas ni son la razón de sus actividades delictivas.

 

b)     Delincuente Adicto.- Comienza siendo un delincuente consumidor, pero por diversos motivos empieza a tener esa dependencia física y psicológica de las drogas. Sus delitos se dirigen cada vez más al consumo de drogas.

 

c)      Drogo-Delincuente.- No es un delincuente habitual ni ha tenido conductas delictivas serias hasta el momento en que comenzó a consumir drogas. Incursiona cuando está en el denominado período de abstinencia.

 

Los trastornos de personalidad, así como las conductas delictivas, agresivas y dramáticas surgen en la mayoría de los casos con el consumo de drogas. El vínculo entre la dependencia y la realización de actos delictivos es estrecho.

 

Respecto a la responsabilidad penal del fármaco-dependiente (o drogadicto) se persigue al portador de estas sustancias, si la cantidad sobrepasa de ciertos límites; pero sí el portador lleva consigo el fármaco o droga para su consumo personal por debajo de ciertos límites, no es penado, cantidad sumamente difícil pero no imposible de fijar como lo señala el Dr. Gutiérrez Ferreira por depender de la sustancia misma, variable de una a otra y del consumidor y su susceptibilidad y especial necesidad de la sustancia.

 

Por lo que se castiga al traficante no así al consumidor, lo que se extiende inclusive a los actos que pueda cometer este último (delito) bajo un estado de trastorno del sistema nervioso, dándose la figura de la inimputabilidad.

 

La imputabilidad es posible, según el grado de compromiso del psiquismo del consumidor en fase de ingestión aguda. Así como en los casos de exconsumidores con trastornos psíquicos residuales, sí se tratará de psicosis o deterioro mental severo por ingesta o consumo prolongado. En cambio no en los casos de desórdenes de la personalidad post-consumo donde la penalidad puede ser mayor.

 

Por lo cual sobre este punto, es preocupante ver que parte de este gran problema, en las políticas del Estado vienen teniendo escasos resultados positivos, debido al poco interés y voluntad de poder solucionar los problemas a través de políticas que estén acorde a nuestra realidad, que sean efectivas y que puedan cumplirse en corto y mediano plazo.

 

XV.- LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS ¿SALIDA POSITIVA?.

 

La alternativa al sistema vigente está en programar una política criminal liberalizadora, en donde el Derecho recobre su capacidad de mediación y resolución de conflictos.

 

Sería anárquico si al plantearse no fuera acompañada simultáneamente de medidas similares en otros países. Se debe lograr sacar a la justicia criminal de su papel dominante en las actuales políticas de drogas.

 

Los argumentos a favor de la despenalización del uso de drogas, son como aparece en su obra de Frisancho Aparicio, Manuel:

 

Ø      Que la política represiva ha fracasado, pues no ha logrado disminuir el tráfico ni el consumo de drogas.

 

Ø      Al ser prohibida, cambia la naturaleza de las relaciones de mercado.

 

Ø      El prohibicionismo al encarecer la droga que los consumidores lleguen al delito con tal de conseguirla[62].

 

Ø      Con la legislación permitiría disminuir de golpe las ganancias incalculables de los narcotraficantes.

 

Ø      La política prohibicionista no sólo permite que países desarrollados camuflen políticas intervencionistas en países productores, sino también mediante ello se tenga control sobre su sistema financiero[63].

 

Hoy en día la democracia respecto al problema del TID, juega un papel importante y protagónico para hacer frente al Narcotráfico, la legalización se puede dar en nuestro País, pero en forma paulatina tal como lo señala Frisancho y que es compartida por la suscrita y por quienes son partidarios de tal legalización[64] a un mediano plazo, en un corto plazo no traería resultados positivos, debido a que el problema del Narcotráfico es complejo y amplio.

 

Por lo que la intervención Penal en estos casos debe ser mínima y coordinada, acorde con los Principios Generales del Derecho Penal, conjuntamente con el apoyo internacional del propio EE.UU, Comunidad Europea y del propio Estado Peruano a través de sus distintos Organismos, siempre y cuando no exista de por medio sometimiento bajo el disfraz de establecer ciertas condiciones.

 

Sin embargo mayor incidencia de buscar la descriminalización y legalización controlada es con respecto a la posesión, consumo y pequeño tráfico. En donde el Dr. Kai Ambos[65] señala como argumento liberal: Que los Bienes Jurídicos supuestamente tutelados no dan suficiente legitimación para la represión penal del consumidor de drogas ilegales, por lo que la criminalización de la posesión y adquisición para el autoconsumo es una contradicción; como argumento social se debe tratar a los consumidores no más como autores sino como víctimas cuya reintegración social es la única manera de evitar su marginalización social.

 

Cabe manifestar que estos argumentos tienen como base el derecho a la libre elección de la persona de usar y elegir droga, considerados como derechos fundamentales, no tomando en cuenta el factor salud, pese a ser en pequeñas cantidades, el uso continuo y permanente conlleva a que se pase a consumir en medianas cantidades y se convierta posteriormente en un adicción a dichas sustancias. Con esto se quiere decir que no puede ir a la par la prevención como la libertad de drogarse y elegir de drogas para terminar en una rehabilitación.

 

Así mismo no es una justificación como lo plantea el Dr. Kai Ambos de que las muertes producidas por drogas se den por sobredosis de drogas o mezcla de drogas y no por dosis pura y adecuada o personal, ya que en nuestra realidad si bien es cierto las muertes por drogas se deben a sobredosis, mayor es el porcentaje de adictos, ya que el consumo consecuente se convierte en adicción.

 

 


XVI.- PAPEL DE AUTORIDADES Y FUNCIONARIOS PÚBLICOS CON RELACIÓN A  LAS DROGAS.

No sólo el gobierno peruano tiene en sus planes la de seguir destituyendo a los procuradores anticorrupción sino también viene incidiendo a través del Ministerio del Interior a destituir a los procuradores antidrogas. Ante estas sospechosas medidas siempre hay alguien o varias personas detrás de estos hechos, personalidades políticas como vice-ministros y gente del mismo gobierno, en donde en horas logran dejar sin efecto sus nombramientos como procuradores y esto es debido a que en su mayoría de veces previamente, éstos procuradores se han visto presionados a la  hora de emitir un fallo judicial, pero que sin embargo al haber hecho prevalecer su cargo, la ley y respetado los principios, éstas personas al no haber visto efectivas la presión, buscan de otra manera lograr sus objetivos existiendo claro está de por medio sospechados intereses, en donde bien dejan sin efecto su nombramiento o bien son removidos en sus cargos y promovidos a otro cargo inferior con respecto a los Procuradores.

 

La otra modalidad es ver que existen determinadas autoridades judiciales que favorecen a personas relacionadas con el gobierno, o personas que teniendo responsabilidad penal sean absueltas como es el caso del controvertido Vocal Supremo Robinson Gonzales Campos[66] que últimamente (en el mes de marzo de este año) absolvió a 3 extranjeros que integraban una banda internacional de narcotráfico, los cuales meses antes habían sido sentenciados a 10 y 15 años (contando para ello con pruebas suficientes de que formaban parte de la organización de Narcotráfico) por la Primera Sala Superior del Callao.

 

Es lamentable que dicho magistrado teniendo una trayectoria de controvertidos fallos judiciales[67] siga en la carrera judicial. Hace poco está siendo investigado, con miras a que quede absuelto y siga viendo casos importantes.

 

Se dice que el poder Judicial es autónomo, pero de nombre, ya que por lo bajo temen tomar decisiones inmediatas, debido a que priman intereses de por medio y muestra de ello es la permanencia de dicho magistrado, el cual debe contar con mucha influencia para no ser removido del alto cargo que tiene por la presencia de grupos de poder, tanto políticos como económicos. Caso opuesto es el de los procuradores que pese a hacer respetar las leyes y no contar con ciertas influencias, se ven removidos o puestos en cargos inferiores, permitiendo de esta forma que siga imperando indirectamente el narcotráfico, al encontrar una vez más indiferencia, complicidad, pasividad por parte del estado, a través de sus Ministerios, Poderes tanto Legislativo, Judicial como Ejecutivo para acabar con el narcotráfico[68].

 

XVII.- TEORÍAS RESPECTO AL OBJETO DE ACCIÓN EN EL TID.

 

Existen tres Teorías respecto al objeto de acción del Tráfico Ilícito de Drogas:

 

Teoría de Antonio Beristain[69].- Viene sosteniendo que el artículo 344 del Código Español, es un tipo penal en blanco, puesto que al referirse a las sustancias objeto del delito, no las determina, dejando esa tarea a la normatividad extra penal nacional e internacional. De allí que este autor proponga que se consideren como objeto del delito las sustancias que precisan las listas anexas a las Convenciones ONU de 1961 y de 1971, con las consideraciones complementarias que contienen la Ley17/1967 sobre estupefacientes y el Real Decreto 2829/1977 sobre sustancias y preparados psicotrópicos.
 

Teoría de Francisco Muñoz Conde[70].- Parte de considerar este jurista español, que el delito de Tráfico Ilícito de Drogas, es un atentado a la salud pública, por lo que con independencia de su clasificación farmacológica o de sus efectos clínicos, lo fundamental es que las sustancias objeto de criminalización sean peligrosas.
 

De allí que el recurrir a las listas de los Convenios Internacionales para decidir sobre el objeto del delito, cumple un rol meramente indicativo o referencial, pues algunas de las sustancias que contienen dichos listados no son peligrosas para la salud o en todo caso, lo son menos que otras sustancias de uso legal como el alcohol, el tabaco. Por tanto, el Juez deberá verificar en el caso concreto si la sustancia es peligrosa para la salud pública y, luego si la misma se puede calificar como estupefaciente o psicotrópico.

 

Teoría de José María Lorenzo Salgado & Luís Arroyo Zapatero.- Estos juristas sostienen la necesidad de establecer catálogos cerrados de las sustancias fiscalizadas que pueden constituirse en objeto potencial del Tráfico Ilícito de Drogas.
 

XVIII.- MODELOS DE POLÍTICA CRIMINAL EN LOS PAÍSES ANDINOS.

 

Dentro del TID desde la perspectiva político-criminal es necesario señalar los Modelos de Política Criminal[71], ya que estos sirven como paradigmas para tener un enfoque amplio y claro sobre la problemática del TID.

 

a)     Modelo Internacional.- Las políticas hasta el presente han estado subordinadas al poder internacional. Está política de sujeción a la estructura del poder internacional generaba una molesta comparación, se exigía castigar el consumo en América Latina en tanto que EE.UU tal penalización aparece posteriormente.

 

La corrupción que acompaña al narcotráfico y la limitación de recursos que podrían asignarse al control de drogas dejan una sensación de frustración con respecto a las posibilidades reales de aplicar las leyes con todo rigor.

 

La actual política de drogas, ha sido fomentada por un reducido número de países, entre ellos EE.UU y Alemania, que ha culminado en  los diversos tratados internacionales que se constituyen en vehículos de colonización.

 

b)     Modelo Económico.- El tráfico y consumo de drogas tienen una de sus múltiples raíces en la división internacional de la economía y en los efectos que la crisis económica mundial ha tenido sobre las diferentes economías y estructuras socio-económicas de cada país.

 

La Convención de Viena de 1988 advierte que el narcotráfico daña las bases económicas de la sociedad sobre todo de estos tres países andinos (Bolivia, Colombia y Perú). Sin embargo el narcotráfico proporciona una fuente de trabajo regional importante para los trabajadores en los cocales, en los laboratorios, los mecanismos de seguridad, entre otras. No es suficiente la sanción a las organizaciones criminales de la droga, ni tampoco la abstracta política legislativa en torno al “lavado de dinero” procedente del tráfico.

 

El neoliberalismo económico, en materia de drogas está inclinado a la prohibición, el precio de la droga cada vez que se acentúa la persecución, aumenta considerablemente, en cambio disminuye cuando la interdicción destruye canales delictivos en la producción y exportación de cocaína.

 

Las zonas donde se produce coca en el Perú son 5, mientras que la droga en los EE.UU se consume en 5 mil ciudades y la tendencia va en aumento.

 

c)      Modelo de la seguridad nacional.- La guerra contra la droga es una guerra interna, ante esta política cualquier medio es lícito con tal de combatir el narcotráfico. Implementar una política antidrogas ha significado pues, no sólo una vulneración de la seguridad interna de los países productores por parte de los países consumidores, sino una militarización de la sociedad con la consiguiente violación de los derechos fundamentales.

 

XIX.- SITUACIÓN   JURÍDICA   DEL   CULTIVO   Y   CONSUMO   TRADICIONAL DE

         COCA.

 

La ley Boliviana 1008 es la única en reconocer específicamente las costumbres tradicionales (art.1 al 6 especialmente el artículo 4). Incluso el 14 de Julio del presente año entró en vigencia la ley que permite a los cultivadores a comercializar sus productos. En este país se dio el comercio legal de la coca. Así como el gobierno boliviano incentivaría la industrialización lícita de la coca por el cual  emprendería gestiones para lograr la despenalización.

 

La ENE Colombiana solamente contiene la formulación “Regulación de las plantas en concordancia con las costumbres tradicionales”(Art.7). El ENE Colombiano equipara la coca con los estupefacientes y restringe el cultivo a determinados “fines médicos y científicos” estatales (art.3), el objetivo es la destrucción de las plantaciones de coca, en el caso más favorable se “sustituye” el cultivo tradicional (art.88) y se tolera el consumo de los aborígenes “de acuerdo con los usos y prácticas derivadas de su tradición y cultura”(art.7); el campesino que cultive coca se hace merecedor a una p.p.l. de 4 a 12 años (art.32)

 

El  D.L. 22095 peruano ni siquiera menciona estas costumbres, como tampoco hace el Código Penal Peruano Vigente. En la redacción del Código Penal Peruano según el art.296 al principio se sancionaba penalmente al CULTIVADOR DE COCA. Si bien en la versión revisada y con la nueva Ley 28002 del 17/06/03 se eliminó la acción de “cultivar” permaneció y permanece todavía en el art.296-A párrafo primero y segundo del Código Penal Peruano, según el cual la comercialización de materia prima, esto es también la Coca es punible[72].

 

Consumo: Criminalización VS Descriminalización.- Ya en el ámbito jurídico positivo los tipos correspondientes presentan diferencias considerables[73]: mientras el art. 51 ENE Colombiano trata como contravenciones el “llevar consigo” y “conservar” la “dosis personal” para el propio uso o consumo excluyendo solamente la prisión o la multa cuando el consumidor se encuentra en “un estado de drogadicción” (art.51c), el art.299 del Código Penal Peruano descriminaliza la posesión de la “dosis personal para el propio e inmediato consumo” y el art.49 de la ley Boliviana 1008 ordena el tratamiento de los consumidores dependientes[74].

 

El art.299 del Código Penal Peruano limita la exención de la pena al consumo “inmediato”. Ello no solamente significa un retroceso frente al art.296 del C.P. (No hay pena por la posesión para el consumo propio) sino que también pone a los consumidores innecesariamente en manos del arbitrio policial y judicial. Así mismo la intención de consumir depende de la dosis  personal, lo cual debe ser determinada mediante los nuevos criterios como: peso, grado de pureza y la aprehensión de la droga”. Sin embargo, cada poseedor de droga puede primero permanecer detenido hasta 15 días mientras se comprueba su calidad como tal. (art. 2, inc. 24 f de la Constitución de 1993.

 

XX.- EL DELITO DEL TID EN EL CÓDIGO PENAL PERUANO.

 

Partimos que el Bien Jurídico tutelado es la salud Pública, indica la salud de los individuos que componen la sociedad, por lo que la norma no defiende la salud colectiva y olvida la individual, ya que ello implicaría como lo sostiene Flavio García del Río, que la comunidad social posee una salud distinta a la de los individuos que la componen. Sino más bien la colectividad se yuxtapone a la persona[75].

 

El Objeto Material del Delito.- Sobre la que se realiza la acción típica viene hacer la droga tóxica, estupefacientes y sustancias psicotrópicas conforme el artículo 296 del C.P.

 

Desde la esfera del conocimiento farmacológico “las drogas”[76] son: sustancias que actúan sobre la corteza cerebral, modificando la psicología o actividad mental de los seres humanos, provocando sensaciones agradables, así como desde un plano fenomenológico , siendo ésta la más relevante delimitación por la OMS. El cual define a la droga como la sustancia natural o sintética cuya ingestión en el organismo suscita en las personas efectos: afán incontenible o necesidad de continuar consumiendo la sustancia y dependencia física a los efectos de la droga.

En nuestro país al igual que España, la ley internacional ni los convenios internacionales definen sobre el objeto material del delito[77]. Por lo que otra y nueva sustancia que posea iguales características y que se declare expresamente dentro del derecho interno como convenios internacionales de estos dos países, deberá ser considerada como tal. Con este tipo de incorporación no cabe la percusión del principio de legalidad al hallarnos ante una ley penal en blanco.

 

La aplicación de la ley penal en blanco se expresará recurriendo al derecho penal internacional (convenios sobre la materia: Convención única de Viena, Convenio sobre sustancias psicotrópicas de Viena de 1971) o al derecho interno (Decreto Ley 22095, lista I y II A de la Convención de Viena de 1988).

 

En el Perú el Código Penal en su artículo 296 tampoco se remite a los convenios internacionales para la interpretación de lo que se debe entender como el objeto material del delito, así como el Perú no sanciona el cultivo del arbusto de coca, como si lo incrimina la convención de Viena 1961. Sin embargo en el Perú de acuerdo a la reserva hecha a la Convención de Viena de 1988, se ha excluido al cultivo de coca y su consumo como conductas ilícitas.

 

Se debe tomar en cuenta el principio de lesividad al momento de juzgar la naturaleza dañina de las sustancias objeto de prescripción penal al tratarse de sustancias no contempladas en las listas I y II A del Decreto Ley 22095, ya que no todas las drogas o estupefacientes afectan o ponen en peligro con la misma intensidad al Bien Jurídico tutelado, por lo que es responsabilidad del juez penal peruano, valorar en el caso concreto, y con auxilio de peritos, si la sustancia decomisada produce efectos estupefacientes o psicotrópicos y si es peligrosa para la salud pública, en razón de su proclividad a producir dependencia psicológica, dependencia física, tolerancia o síndrome de abstinencia.

 

Hasta este momento la legislación Penal Peruana no se adapta a la nomenclatura internacional empleando los términos estupefacientes en vez de drogas, y el de sustancias psicotrópicas para designar el objeto material[78]. Nomenclatura que fue acogida por la Convención de las Naciones Unidas en Viena en 1988.

 

De esta forma como lo propuso Flavio García del Río, compartido por Frisancho Aparicio, Manuel se debe determinar en forma precisa el objeto material del delito descrito en el artículo 296 cumpliéndose de esta forma con el principio de legalidad, no recurriendo a tipos penales en blanco. La separación entre fabricar y traficar en tipos independientes establecidos en el artículo 296, no están importante dicha separación ya que en el código penal existen figuras similares por las que aumentaría forzadamente otros artículos en el Código Penal.

 

El supuesto sobre los actos de Promoción, Favorecimiento o facilitación del consumo Ilegal de drogas, es una hipótesis de peligro concreto y no abstracto[79].

En el caso de donación de drogas o facilitación de dinero para que un tercero adquiera droga para su consumo, o inducción al consumo colectivo, existen posiciones encontradas: bien estas conductas carecen de tipicidad o son formas de tráfico, las cuales deben ser enmarcadas en el artículo 296 primer párrafo [80].

 

Respecto al segundo párrafo del artículo 296 sobre la posesión de drogas con fines de tráfico ilícito constituye un delito de peligro abstracto. Basta la mera tenencia o posesión de droga con fines delictivos por parte del agente para que se consuma el delito.

 

Queda fuera del tipo, la fabricación o suministro de productos, en el caso que el sujeto actuara bajo un error invencible.

 

Concerniente al tercer párrafo del artículo 296 en el caso de personas jurídicas que se dediquen ilícitamente a la comercialización de materias primas o insumos se aplicarán el artículo 105 y artículo 27 del Código Penal Peruano Vigente. Asimismo se comparte con los autores antes mencionados sobre separar el comportamiento del último párrafo del artículo 296, convirtiéndose en un tipo independiente. Sobre la penalidad sí constituyen peligrosidad, nocividad aunque sea peligro mediato, no deja de ser peligro o amenaza al Bien Jurídico por parte de estos insumos que sirven para la producción de estupefacientes, por lo que es adecuada la pena impuesta, no obstante  ser actos preparatorios[81], ya que sí se sanciona es para prevenir la producción ilícita de drogas.

 

Respecto al Artículo 297 del Código Penal Peruano las circunstancias que figuran en este artículo tal como lo señalan Frisancho Aparicio y García del Río[82] no son circunstancias generales a las cuales debe entender el juez al momento de determinar la gravedad del hecho punible (artículo 46 del C.P), sino que son circunstancias agravantes específicas del delito del TID, y que conforman el supuesto de hecho.

 

Según el segundo inciso de este artículo la gravedad se basa en la realidad de que los alumnos de los niveles primarios y secundarios no han alcanzado una edad que les permita comprender las posibles consecuencias del consumo al que se les puede inducir. Así mismo no es necesario que el sujeto activo tenga título de educador, esto es docente profesional, basta que se desempeñe como tal.

 

Según el tercer inciso de este artículo en el caso de médicos u odontólogos debido a su profesión al tener mayor facilidad para poder promover o facilitar el consumo de drogas su conducta se enmarca en dicho artículo. La ley no incluye a los empíricos ni a los estudiantes del área médica.

 

Según el cuarto inciso de este artículo cuando se refiere a interiores o alrededores de un establecimiento de enseñanza puede ser: instituciones educativas, academias, universidades, institutos; como centros deportivos: estadios y lugares de acceso al público donde se practica deporte; como lugares de detención: delegaciones, centros de detención preventiva y como centros de reclusión: establecimientos penitenciarios.

 

Según el quinto inciso de este artículo los menores de edad y los inimputables al carecer de una plena capacidad de entendimiento o voluntad se vuelven vulnerables a los designios delictuosos de los victimarios, por lo que estos últimos también se enmarcan en este artículo. Pero en el caso de que el niño o enfermo mental cuente con resolución propia para poder discernir como un adulto, el sujeto activo tiene como responsabilidad como inductor.

 

Respecto al último párrafo del artículo 297 el cabecilla tiene ocasional y subordinada participación en funciones de mando, mientras que el dirigente es el iniciador o impulsador de la agrupación. El fundamento de esta tipificación no sólo radica en la pertenencia al grupo dirigencial sino también en el soporte de la autoría mediata; y cuando se menciona que el agente se vale del narcotráfico para financiar actividades de grupos terroristas, se trata de un agente miembro de la organización terrorista, el cual  emplea el narcotráfico para autofinanciarse.

 

Respecto al Artículo 298 del Código Penal Peruano, en cuanto a la microcomercialización o microproducción la ley es arbitraria y discriminatoria al punir a aquellos que se dedican a comercializar o producir la droga en pequeñas cantidades[83]. La ley penal considera por igual a aquel que actúa en la fase preparatoria, anticipando la tutela penal a esta etapa del “iter criminis” del TID, como al que colabora en él[84].

 

Finalmente respecto al Artículo 299 del Código Penal Peruano, la libertad de drogarse y a elegir drogas como derechos fundamentales es algo contraproduncente para el derecho a la salud, ya que por un lado tenemos el derecho a una adecuada salud y por otro lado tenemos libertad de atentar contra ésta por el sólo hecho de respetar la defensa de la persona humana y su dignidad, según la Constitución Peruana de 1993 que rige hasta la fecha y por los principios de libre desarrollo de la personalidad y dignidad personal. En donde queda a responsabilidad del consumidor la opción de abandonar o no su adicción.

 

En el Perú se sigue la política del tratamiento influenciado por el modelo médico y psicosocial. Para eximir de pena la posesión de droga en dosis personal se tiene como base el Principio de Lesividad y el de Intervención Mínima[85] así como se exime a los consumidores no habituales o esporádicos, a aquellos que por primera vez hayan comprado la droga y la posean para un primer uso[86].

 

XXI.- FORMAS DE REACCIÓN SOCIAL.

 

Este último punto es tratado contando para ello con el aporte del Dr. Reyes Echandía Alfonso[87] respecto a la Reacción Social, la cual tiene una gran importancia al tema en estudio, debido a que una vez analizada las distintas formas de reacción social, nos encontraremos listos para dar a conocer precisas conclusiones, aportar recomendaciones o propuestas efectivas y eficientes ante este grave problema que viene aquejando hasta nuestros días a la sociedad peruana principalmente.

 

Tal como lo señala Reyes Echandía, Alfonso la Reacción Social es la respuesta ante el delito o la conducta desviada; puede provenir del grupo como tal y entonces se llama no institucional, o del Estado como entidad jurídico-política bajo la denominación de institucional. En ambos casos se trata de reacción social porque los organismos estatales que la practican actúan en representación real o ficta de la colectividad.

 

Los mecanismos que suele emplear el Estado para evidenciar su reacción institucional contra manifestaciones de desviación, forman parte del control social que garantiza y prolonga su poder sobre la comunidad.

 

Cuando el grupo social mayoritaria o unánimemente respalda la respuesta oficial ante un hecho criminal o desviado, habrá coincidencia entre la reacción institucional y la no institucional; pero en la mayoría de casos se contraponen, como es el caso de tráfico de estupefacientes, combatido oficialmente de hecho y derecho como hondamente lesivo de la salubridad pública, en tanto que también es defendido como legítimo medio de subsistencia por los habitantes de las zonas de cultivo y comercio.

 

La reacción social ante la criminalidad se manifiesta de tres maneras: mediante la prevención de criminalidad o de conductas desviadas; por la represión de una u otras, y en virtud de los mecanismos de la desprisionalización, despenalización, desjudialización y descriminalización.

 

A.-PREVENCIÓN.-

 

A.1. Prevención Genérica.- El Estado tiene la misión ineludible de velar por la tutela de los derechos fundamentales que garantizan el equilibrio social.

 

Por lo cual por intermedio de sus representantes legítimos, logrará cumplir dicha misión previamente contando para ello de una coordinada política de prevención de la criminalidad tomando en cuenta para ello de ciertos aspectos.

 

1)     Aspectos Individuales.- Se ahondará sólo en el fenómeno de las alteraciones sicosomáticas, las cuales forman parte integrante de los aspectos individuales de criminalidad con relación a la Política Preventiva.

 

·        Embriaguez.- Una buena política criminal habrá de tener en cuenta los tres momentos culminantes, en la industria licorera; el de la fabricación, el de la distribución y expendio y el del consumo. La elevación de los impuestos a las sustancias alcohólicas traería como consecuencia la disminución de su consumo. Con relación al consumo es necesario comenzar por educar a la sociedad sobre los efectos que causa sobre el organismo humano, en la moderación de su consumo y en las medidas que deben tomarse para evitar la embriaguez o disminuir el rigor de las consecuencias mediatas e inmediatas.

 

Sin embargo sí el Estado sigue pensando en el fortalecimiento de su presupuesto, sobre la base de la fabricación y venta de bebidas embriagantes, en vez de la salud y bienestar de la comunidad, ninguna campaña de prevención alcohólica podrá tener éxito.

 

·        Farmacodependencia.- El farmacodependiente es un enfermo social; un ser desadaptado que necesita comprensión de su familia, sociedad y del estado; frente a ello no se requiere un tratamiento psicológico y clínico con respecto al drogadicto, sino que es la de evitar que la juventud se incline hacia las drogas en busca de un escape, mediante un cambio sustancial en la estructura socioeconómica y en los mecanismos interpersonales por parte de la familia, de modo que el adolescente adquiera conciencia de su misión como protagonista útil en la sociedad del futuro.

 

2)     Aspectos Económico-Político.-

 

Ø      Economía.- Equitativa distribución de la riqueza dirigida a eliminar o reducir la diferencia entre unos pocos privilegiados que gozan de enormes capitales y una inmensa mayoría que no tiene nada, Constituye una medida preventiva contra la delincuencia económica pero de difícil realización en un estado Capitalista.

 

Ø      Política.- La prevención delincuencial está supeditada a la estructura política del Estado, por lo que se debe buscar la estabilidad del régimen, porque sin ella se correría el riesgo de caer en un caos institucional. Sin embargo dentro de la estructura de un Estado Capitalista, las medidas preventivas socavarían los cimientos del modo de producción capitalista.

 

A.2 Prevención Específica.- Con relación a la criminalidad económico-político algunos mecanismos protectores respecto al tráfico de estupefacientes: Adelanto de campañas oficiales para ofrecer crédito suficiente y ventajoso a sectores campesinos que cultivan marihuana y coca, porque le rinden enormes beneficios; búsqueda de mecanismos técnicos eficientes y no peligrosos ecológicamente para destruir masivamente plantaciones de marihuana y coca; logro de concientización ciudadana sobre los reales daños sicosomáticos derivados del consumo de estupefacientes.

 

REPRESIÓN.- Llamada “represión oficial”, presenta dos grandes fases: una estática que corresponde a la creación misma de la ley y otra dinámica que se manifiesta en el proceso de su puesta en marcha por los mecanismos ejecutivo, judicial y penitenciario.

 

 

Represión Legislativa.- La creación de la ley penal constituye ordinariamente un acto de violencia estructural interclasista interna, porque emana de un consenso coactivo manipulado por una minoría económico-político que detenta el poder, en su propio beneficio y no en bien de la sociedad.
 

Represión Ejecutiva.- Fase dinámica, de su ejecución y puesta en marcha, en donde se ve a sus intérpretes y ejecutores, dóciles aplicadores del sistema quienes la utilizan como efectivo instrumento de control social. Tal como es el caso de los policías y militares.
 

Ø      Policial.- Ordinariamente a la policía se le asignan dos funciones: preservar el orden público interno y luchar contra la criminalidad, ésta última función se descompone en dos: prevenir la ocurrencia de conductas delictivas o desviadas y de reprimirlas dichas conductas. En la represión de la delincuencia la policía solo debe actuar como auxiliar de la justicia penal, pero cuando reprime conductas desviadas o alteradoras del orden público lo hace en forma autónoma utilizando para ello los mecanismos de captura, incomunicación, allanamiento e interrogatorio.

 

Ø      Militar.- Inspirados en el concepto de orden y estabilidad, los EE.UU siguen dedicando sus esfuerzos de ayuda militar (ofrece colaboración militar, financiera y técnica a los países latinoamericanos) a implementar programas de acción civil combinada con entrenamientos de las fuerzas armadas de la mayoría de naciones latinoamericanas para lograr la meta propuesta. Por lo que no solo se viene dando una militarización de la policía sino también una militarización de la sociedad latinoamericana.

 

Represión Judicial.- Cuando el juez vincula legalmente a una persona como supuesto autor o partícipe de un delito mediante diligencia de indagatoria, se inicia para ella un proceso de estigmatización que tal vez la acompañe durante toda su vida, especialmente cuando el juicio culmina en sentencia condenatoria.
 

Represión Penitenciaria.- Respecto a la finalidad de la pena, la cual consiste en la protección social, prevención de futuros delitos, resocialización del delincuente y retribución por el daño causado. La única que se viene cumpliendo es ésta última, la retributiva, es decir la del castigo, ya que la función represora de la pena es fácilmente aplicable, debido a que no requiere de personal calificado y no exige erogaciones cuantiosas, basta disponer de recintos más o menos seguros para aislar dentro de ellos al personal recluso.
 

Así mismo en la fase post-penitenciaria el estigma de expresidiario suscita una reacción social negativa que se evidencia en la imposibilidad de conseguir trabajo ilícito, en la reticencia con que es tratado por sus antiguas amistades, y indiferencia de su propia familia.
DESPRISIONALIZACIÓN.- La pena de prisión debe ser excepcional. Todo esfuerzo debe estar dirigido a disminuir la población carcelaria, liberando a los presos no peligrosos y ampliando la posibilidad de liberación de los demás.

 

Deben ser reducidas las escalas de las penas privativas de libertad conminadas en las leyes penales y se debe prever siempre la posibilidad de una pena patrimonial alternativa. Persiguiéndose así la humanización del sistema punitivo.

 

DESPENALIZACIÓN.- Es el mecanismo en virtud del cual una conducta descrita en la ley penal como delito sale de esta esfera jurídica para ser sancionada en el ámbito de una jurisdicción diversa, de naturaleza civil, comercial o administrativa. Muestra de ello tenemos el caso del TID (venta, rutas, Burriers, comercio, aumento de cultivos, aumento de consumidores, producción, utilidades, está manejado por criminales de cuello blanco con poder de penetración política y financiera, produciendo dinero suficiente para corromper a la administración pública y de justicia logrando en la mayoría de veces su impunidad,  asimismo al caso se suma el de contar con la aceptación de la reacción social no institucional debido a que genera trabajo y dinero a poblaciones marginadas.

 

Por lo que al ser ésta actividad el más rentable negocio, se debe tomar como única medida eficaz, que es la de convertirlo en un mal negocio. Debido a que frente al aumento de represión punitiva sólo ha servido para encarecer el producto a nivel de intermediarios y consumidores, y por ende, para aumentar las ganancias de los traficantes; razón por la cual EE.UU ha despenalizado el consumo de marihuana con tendencia a que otros países continúen por esta vía de liberalización.

 

DESJUDIALIZACIÓN.- Fenómeno en virtud del cual se busca la solución de un conflicto interpersonal (lesividad del daño causado) por mecanismos distintos de los judiciales, generalmente mediante el auxilio de disciplinas extrajurídicas de naturaleza laboral, sicológica, sociológica, médica, educativa y económica.

 

DESCRIMINALIZACIÓN.- Fenómeno que consiste en hacer desaparecer de las contravenciones legalmente descritos, un determinado modelo de comportamiento humano, que a partir de una tal decisión sería jurídicamente lícita o indiferente.

 

 

XXII.- CONCLUSIONES.

 

El consumo de drogas esta asociada a los problemas familiares, por lo que los padres son los ejes fundamentales en poder brindar orientación adecuada a sus hijos y no ser estos causantes del consumo de drogas. Cabe señalar sin embargo que actualmente el consumo se debe a la Presión de Grupo.
 

No existe reducción en el consumo de las drogas ni estabilización, sino más bien incremento del mismo ante la permisividad de los Estados.
El mar viene siendo utilizado como la nueva ruta del tráfico Ilícito de Drogas. En cuanto al número de pistas de aterrizaje clandestinas no se tiene datos precisos al respecto así como de los vuelos que efectúan las avionetas.
 

Los Narcotraficantes continuamente buscan nuevas áreas donde sembrar y cambian las rutas de salida de droga para que no los identifiquen.
 

Existe cada año un mayor incremento de consumo de marihuana y cocaína así como reducción de la edad en el inicio del consumo de drogas ilegales.
 

Escasos esfuerzos por parte de los Gobiernos de los Estados frente a una mayor rentabilidad económica que cada Estado percibe por la venta y consumo de droga.
 

El problema más difícil de resolver para las autoridades es la del “servicio delivery”.
 

No todos los insumos se logran decomisar ya que existe  en algunas zonas el libre comercio, para la producción de estupefacientes así como el ingreso de insumos químicos sin control alguno, en tanto que la incautación de la droga pasa por extremas medidas de seguridad y control para su posterior destrucción.
 

La mitad de las Regiones del Perú se encuentran involucradas en el Narcotráfico.
 

Existe presencia de cultivos ilícitos principalmente de Hoja de Coca y Amapola en Áreas Naturales Protegidas por el propio País, atentando contra la calidad biológica, biodiversidad de especies, paisajes contenidas en dichas áreas. También existe depredación y contaminación, producto de las fumigaciones, y del proceso de elaboración de la droga con insumos químicos.
 

Tanto ENACO como DEVIDA sus funciones son controversiales y poco eficientes con respecto a combatir al Narcotráfico.
 

Existe falta de control, voluntad política por parte de nuestras autoridades, carencia de personal especializado y principalmente corrupción que es el factor clave para hacer frente al Narcotráfico.
 

No existe control sobre las instituciones financieras como en las empresas subsidiarias, dando cabida al lavado de activos. La Unidad de Inteligencia Financiera deriva pocos casos con lo que respecta al año, existiendo pues lavado de dinero por causa de la no cooperación por parte de las entidades bancarias.
 

 

La industrialización de la Hoja de Coca está muy lejos de darse, debido a la falta de concientización sobre las propiedades y virtudes de la misma. En tanto que por parte de los Organismos como DEVIDA, ENACO, CEDRO intentan quitar de raíz la posibilidad de industrializar la Hoja de Coca.
 

Los programas de desarrollo alternativo no son integrales, no se toma en cuenta principalmente el factor empleo, mediante el cual genera ingresos, los cuales servirán para cubrir necesidades básicas del campesino cocalero.
 

El rol de los Burriers en las drogas se percibe y se constata que es tanto por necesidad económica que por negocio, los cuales van a la par en detrimento de su propia salud principalmente.
 

Las políticas desarrolladas para la Interdicción tanto a nivel marítimo como aéreo deben ir necesariamente de la mano con la presencia de personas idóneas, intachables, ya que en estos últimos gobiernos se ha percibido corrupción por estos sectores públicos.
 

Existe la presencia de Nuevas Drogas que traen consigo daños al organismo, como también respecto a las principales drogas se debe tomar muy en cuenta sobre sus efectos nocivos y el vínculo estrecho que se da entre la dependencia y la realización de actos delictivos.
La legalización de la droga se puede alcanzar en nuestro país en forma paulatina, tomando en cuenta para ello nuestra propia situación que atraviesa el país en sus distintos sectores.
 

Se observa que en nuestro país sigue existiendo casos de autoridades comprometidas de alguna u otra forma con el narcotráfico.
 

Los tres modelos de Política Criminal representan al sistema Neo liberal, predominando la exclusión de los países subdesarrollados, específicamente de la población.
 

El Bien Jurídico protegido en el delito de TID es la salud pública, mientras que el objeto material es la droga tóxica, estupefacientes y sustancias psicotrópicas, las cuales se encuentran contenidas en las listas I y II A, anexas al Decreto Ley No 22095. En el caso se trate de sustancias no contempladas en dichas listas, el Juez deberá valorar en el caso concreto, si la sustancia decomisada produce efectos estupefacientes o psicotrópicos y si es peligrosa para la salud pública en razón de su proclividad a producir dependencia psicológica, física, tolerancia o síndrome de abstinencia.
 

La Reacción Social ante la criminalidad se manifiesta de tres maneras: mediante la prevención, la represión de una u otras y por los mecanismos de desprisionalización, despenalización, desjudialización y de la descriminalización.
 


 XXIII.- PROPUESTAS.

 

Que los programas de cultivo alternativo estén a cargo por parte del Ministerio de Agricultura, creando una dirección específica en base a estos programas y no por Organismos no Gubernamentales.
 

El apoyo financiero de los EE.UU debe estar orientado a la Erradicación de la Coca pero paralelamente el Gobierno Peruano tiene que dar políticas de sustitución a efectos que los recursos humanos de la primera se transfieran a la segunda. Ahora bien esos nuevos productos deberán comercializarse en el mercado nacional y mundial, los cuales deberán estar incluidos en la propuesta del Nuevo Presidente Dr. Alan García Pérez la sierra exportadora y la selva; asimismo deberá estar incluido estos productos en el TLC de manera que se asegura tanto el mercado de EE.UU y Europeo.
 

Que las ayudas no pueden estar acondicionadas máxime en agravio de la población peruana específicamente. Además debería de buscarse nuevas fuentes de financiamiento en otros países como China, Japón, Europa.
 

El Ministerio de Educación debe concienciar a la población desde la escolaridad, revelando las propiedades y virtudes de la Hoja de Coca, asimismo se debe buscar el  posicionamiento de la Industrialización de la Hoja de Coca tanto en el mercado nacional como internacional, para lo cual antes se debe de promulgar la Ley de Industrialización de la Hoja de Coca. Una vez vigente dicha ley los nuevos industriales, comerciantes y distribuidores deberán ser líderes con una visión de futuro altamente competitivos sostenibles.
 

La erradicación no debe llevarse con fumigaciones que atenten contra el medio ambiente y el potencial nacional, los sustitutos deben ser fuentes de trabajo, es decir, empresas cuya materia prima y accesorios estén al alcance de los productores, cuyos gestores sean innovadores y creativos a efectos de ser competitivos en la era del conocimiento.
 

Con una reforma total del Estado y una gestión pública de legitimidad sin sometimiento a los grupos de poder tanto nacional como internacional dejará de ser El Perú un narco-estado.
 

La solución a largo plazo con respecto a las drogas debería ser el cambio de las relaciones económicas de producción y jurídicas, es decir, una nueva formación económica social. A corto plazo en el sistema económico vigente crear las condiciones subjetivas, mediante políticas educativas, de control, de salvaguarda y de políticas criminales.
 

En el discurso del 28 de Julio del presente año, el nuevo Presidente de la República Dr. Alan García Pérez anunció en su mensaje a la Nación que el gobierno regional del Cuzco tomará las riendas de ENACO. Como el problema es nacional se propone que la reorganización sea a nivel nacional así como el inventario de empadronamientos y otorgamiento de licencias, deberá por su parte la Contraloría General de la República tomar acciones de control con sus respectivos informes mensualmente.
 

Buscar la alianza estratégica entre todos los sectores públicos, sectores privados y la población, con la finalidad de salvaguardar, vigilar y controlar a efectos de combatir y acabar con el narcotráfico.
 

Con respecto a las Interdicciones Aéreas se debe reiniciar el funcionamiento y no dejarse de lado, y con respecto a las Interdicciones Marítimas se debe innovar con la tecnología de punta, la cual necesariamente debe ir a la par con habilidades, capacidades y valores éticos y morales del recurso humano.
 

Que todas las fuentes de financiamiento, las cuales están en la estructura presupuestaria, es decir que estos rubros de ingresos deben de  aplicarse a los egresos para combatir al narcotráfico. Cabe señalar que el proceso presupuestario en su ejecución es evaluado y controlado por la Contraloría General de la República y el Parlamento, en donde dichos sectores públicos deberán tomar las medidas correctivas en caso de incumplimiento.
 

Respecto a los Modelos de Política Criminal de los Países Andinos como supra-estructura social, tendrán valía en la medida que reflejen a las Nuevas Bases Económicas o estructuras.
 

En la Reacción Social, las organizaciones institucionalizadas deberán ser organizaciones inteligentes, que hagan cumplir sus propósitos en beneficio de la sociedad en su conjunto con respecto a la prevención y represión.
 

Los mecanismos de Reacción Social tanto de despenalización y descriminalización que guardan relación con el tema en estudio, deberá plantearse en tanto y en cuanto nuestro país éste en competitividad sostenible como consecuencia de un desarrollo y crecimiento económico, social y cultural.
 

XXIV.- BIBLIOGRAFÍA.

 

(BIBLIOGRAFÍA BÁSICA)

 

§         BERISTAIN, Antonio. La Droga: Aspectos Penales y Criminológicos. Editorial Temis. Bogotá – Colombia. 1986.

 

BRAMONT – ARIAS TORRES, Luis Alberto & GARCÍA CANTIZANO, María del Carmen  Manual de Derecho Penal – Parte Especial. Editorial UNMSM. 4ta edición, 1998. Perú.
 

Código Penal/ Código de Procedimientos Penales/ Código de Ejecución Penal/ Ley Orgánica del Ministerio Público/ Código Procesal Constitucional/ Editorial. Jurista Editores. 4ta edición. Febrero 2006. Perú.
Estudios Penales. Libro Homenaje al Prof. Luis Alberto Bramont Arias.  Parte General - Especial de Derecho Penal / Derecho Procesal Penal. Varios autores. UNMSM, Julio 2003. Perú.
 

§         FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú.

 

§         GARCÍA DEL RÍO, Flavio. Manual de Derecho Penal Parte General y Especial. Editorial. Ediciones Legales Iberoamericana. 1ra edición. Setiembre 2002. Perú. 

 

GUTIÉRREZ FERREIRA, Carlos V.  Psicología Criminal. 1ra edición. Setiembre 1995. Editorial Marsol. Perú.
 

§         MUÑOZ CONDE, Francisco. Derecho Penal, Parte Especial. Editorial Tirant Lo Blanch, Valencia – España. 8va edición. 1990.

 

PÉREZ GUADALUPE, José Luis. La reconstrucción social de la realidad carcelaria. Fondo Editorial 2000. PUCP. 1ra edición. Junio 2000.
 

§         REYES ECHANDÍA, Alfonso. Criminología. 3ra reimpresión de 8va edición. Editorial Temis. Santa Fe de Bogotá-Colombia. 1999.

 

SERPA FLÓREZ, Roberto en su obra Psiquiatría médica y jurídica.  Editorial Temis. Santa Fe de Bogotá – Colombia. 1ra edición. 1994.
 

SOLÓRZANO NIÑO, Roberto. Medicina Legal, Criminalística y Toxicología para Abogados. Editorial Temis. 1ra edición. 1990. Bogotá – Colombia.
 

§         VARGAS ALVARADO, Eduardo. Medicina Legal. Editorial Trillas. S.A. de C.V- 2da edición, Reimpresión Junio 2002 México.

 

VIVES ANTÓN, T.S. y otros Derecho Penal – Parte Especial. 3ra edición. Editorial Tirant Lo Blanch. Valencia – España.
 

YIP, George S. Globalización (Estrategias para obtener una ventaja competitiva internacional). Editorial. Norma. Noviembre 1993. Colombia.
 

(BIBLIOGRAFÍA AUXILIAR)

 

§         DIARIO EL COMERCIO 02/08/03.

§         DIARIO LA REPÚBLICA 07/09/03

§         DIARIO EL COMERCIO 02/12/03.

§         DIARIO EL COMERCIO 16/02/04.

§         DIARIO EL COMERCIO 27/09/04.

§         DIARIO LA REPÚBLICA 27/09/04.

§         DIARIO LA REPÚBLICA 07/02/05.

§         DIARIO EL COMERCIO 13/02/05.

§         DIARIO EL COMERCIO 17/02/05.

§         DIARIO EL COMERCIO 23/03/05.

§         DIARIO EL COMERCIO 11/05/05.

§         DIARIO EL COMERCIO 16/06/05.

§         DIARIO EL COMERCIO 18/06/05.

§         DIARIO EL COMERCIO 09/07/05.

§         DIARIO EL COMERCIO 25/09/05.

§         DIARIO LA REPÚBLICA 03/11/05.

§         DIARIO LA REPÚBLICA 15/12/05.

§         DIARIO EL COMERCIO 21/02/06.

§         DIARIO EL COMERCIO 26/02/06.

§         DIARIO EL COMERCIO 28/02/06.

§         DIARIO EL COMERCIO 02/03/06.

§         DIARIO EL COMERCIO 14/03/06.

§         DIARIO EL COMERCIO 02/04/06.

§         DIARIO LA REPÚBLICA 02/07/06.

§         DIARIO LA REPÚBLICA 15/07/06.

§         DIARIO EL COMERCIO 23/07/06.

§         DIARIO LA REPÚBLICA 30/07/06.

§         DIARIO LA REPÚBLICA 01/08/06.

§         Suplemento DOMINGO del DIARIO LA REPÚBLICA No 419 del 02/07/06.

§         Suplemento DOMINGO del DIARIO LA REPÚBLICA No 423 del 30/07/06.

---------------------

Notas

[*] La autora es Abogada (UPSP-Chimbote), Diplomada en Derecho Penal (UPSP-Chimbote), Egresada de la Maestría en Derecho Penal (UNFV-Lima), Cursando el Primer Módulo del Curso de Especialización en Derecho Penitenciario. Trabajo elaborado en el mes de Agosto del 2006. Contacto: rosinagonzales@hotmail.com

[1] FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 9-20.

 

[2] GARCÍA DEL RÍO, Flavio. Manual de Derecho Penal Parte General y Especial. Editorial. Ediciones Legales Iberoamericana. 1ra edición. Setiembre 2002. Perú. p. 381-385.

 

[3] Escalafón que ha sufrido a la fecha de publicación en el DIARIO El Comercio p. a2 de fecha Sábado 02/08/03 modificación, con respecto a que actualmente Agosto 2006 no existe niveles ya que todas han sobrepasado y se encuentran en el mismo nivel, trayendo consigo preocupación y malestar en la sociedad.

 

[4] Muestra de ello tenemos a España país europeo que también tiene que ver con las drogas bien se trate de conductas de tráfico o de favorecimiento del consumo o de otra especie pero realizadas con la finalidad de proveerse de aquellas sustancias. Fiel reflejo de esta realidad es el elevado número de personas internadas en centros penitenciarios por quehaceres relacionados con el mencionado fenómeno. VIVES ANTÓN, T.S. y otros Derecho Penal – Parte Especial. 3ra edición. Editorial Tirant Lo Blanch. Valencia – España. p.686.

 

[5] El autor GARCÍA DEL RÍO, Flavio sostiene que las razones de llevarse a cabo el transporte puede ser realizado a nombre propio o por el cumplimiento de un contrato de transporte previo, o puede ser un transporte en participación, o por una determinada comisión. Manual de Derecho Penal Parte General y Especial. Editorial. Ediciones Legales Iberoamericana. 1ra edición. Setiembre 2002. Perú. p. 400.

 

[6] LA REPÚBLICA Jueves 15/12/05 de aquella fecha a la actualidad se sigue arrastrando con la falta de patrullaje permanente al no contar con personal de guardacosta dándose de esta forma el libre transporte de estupefacientes.

 

[7] EL COMERCIO Lunes 16/02/04 p.a9 en donde en forma detallada señala tanto las rutas marítimas, terrestres, fluviales y aéreas que cuentan las organizaciones dedicadas al tráfico ilícito de drogas. Cabe remarcar que se ha incrementado hasta la fecha actual Agosto 2006 los países involucrados en dicha actividad, empresas, así como las organizaciones de narcotraficantes.

 

[8] Información obtenida de el COMERCIO con fecha Lunes 16/02/04 p. a9 en donde en forma precisa señala las modalidades, así como las rutas sierra-costa y selva que utilizan estas organizaciones que se han subdividido en múltiples grupos con la finalidad de lograr la exportación de la droga. Hoy en día existen nuevas y mejoradas formas de trasladar las drogas, las cuales superan las barreras de seguridad y vigilancia no tomándose en cuenta los roles de los burriers y couriers los cuales serán vistos más adelante.

 

[9] LA REPÚBLICA Domingo 06/08/06 p.11. Últimamente aparte de los cárteles antes mencionados se encuentran capos de cárteles de Tijuana, Guadalajara, Guanajuato y Sinaloa cuya tarea consiste en asegurar la producción y traslado de la cocaína hacia el exterior, especialmente a los Estados Unidos. Esto genera malestar ante la Creciente presencia de  éstos carteles mexicanos en nuestro país, cuyos capos a la fecha se encuentran en calidad de no habidos.

 

[10] En la práctica acarrea malestar para poder aplicar la ley en estos casos, debido a la figura de “consumo personal”.

 

[11] EL COMERCIO Domingo 02/04/06. La investigación realizada por Francisco Vallejos p. a26 nos demuestra una vez más que para los narcotraficantes no existe límites ni fronteras, que su poder es tan grande que nadie puede hacerle frente, en donde pues gracias a la investigación se llegan a descubrir nuevas rutas, implicados, tal como nos demuestra Vallejos con suma precisión.

 

[12] FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 97. El autor señala que una de las rutas de los insumos se ubica en la cuenca del río Apurimac – Ene debido a su ubicación geográfica, siendo el paso obligado de los insumos químicos hacia los laboratorios de las mafias peruano-colombianas. Así como de los ríos Pichis, Palcazo, Ene, Perené y Apurimac a través de pequeñas embarcaciones.

 

[13] FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 93. El autor sostiene que ésta nueva Ley tiene que tomar en cuenta que los principales proveedores de insumos son los países industrializados como Alemania, EE.UU, etc. Los mismos que deben tener un control más rígido en cuanto a las exportaciones que realizan las empresas productoras de los mismos y que se hallan asentadas en su territorio.

 

[14] EL COMERCIO Miércoles 23/03/05 en forma más detallada señala los procedimientos minuciosos por la que pasa la droga incautada hasta su destrucción. p. a8.

 

[15] EL COMERCIO Jueves 02/03/06. Sin embargo se mantiene en silencio por parte de EE.UU en cuanto al poco apoyo al Perú con respecto al financiamiento del programa de lucha contra las drogas. p. a13.

 

[16] FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 33. El autor manifiesta que  ENACO S.A. Organismo estatal encargado de la comercialización e industrialización legal de la Hoja de coca, sin embargo actualmente controla menos de la mitad de la superficie y producción de Hoja de Coca con fines lícitos debido a un registro de Productores actualmente desactualizado.

 

[17] Tal como lo señala FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 97.,  en donde  expresa que una de las modalidades de los productores de la PBC o los narcotraficantes para premunirse de ácido sulfúrico es a través del funcionamiento de fábricas de baterías en lugares cercanos a los centros de procesamiento de la pasta básica de cocaína como es el caso de Huancayo.

 

[18] EL COMERCIO Lunes 27/09/04 en aquella fecha tanto las autoridades de los Parques como el INRENA no habían iniciado un programa de erradicación de estos cultivos ilegales. En la actualidad (Agosto 2006) éstas Áreas Naturales Protegidas se encuentran en peligro de extinción, debido a que atentan contra la Flora Nacional.

 

[19] FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 41., señala que existe un crecimiento explosivo de superficies cocaleras, las cuales actualmente no pueden ser controladas.

 

[20] Ésta anomalía sobre Licencias no ha sido superada hasta la fecha actual, se espera que al asumir pronto la región del Cuzco la dirección de Enaco por medio del anuncio que hizo el Nuevo Presidente del Perú el Dr. Alan García Pérez  se superen estas anomalías.

 

[21] LA REPÚBLICA Domingo 30/07/06 p. 9. Recientemente el Nuevo Gobierno presidido por el Dr. Alan García Pérez anunció que el gobierno regional del Cuzco asumirá en breve la dirección de Enaco, para lo cual tendrá como tarea primordial reorganizar el sistema de compra y venta de la hoja de coca. Sin embargo en su mensaje a la Nación el Dr. García Pérez no hizo anuncio a la reorganización de DEVIDA.

 

[22] Las cifras señaladas por EL COMERCIO con fecha Martes 11/05/05 han sufrido ciertas modificaciones, pero aún en la actualidad (Agosto 2006) no se tienen cifras con respecto al porcentaje de los informales o contrabandistas que perciben con esta actividad ilícita, así como también cuanto perciben las autoridades de los Parques, el INRENA, personal de Aduanas, personal policial, gente que de alguna u otra forma ésta inmersa aunque sea de forma indirecta con el narcotráfico.

 

[23] Razón fundamental es que DEVIDA con respecto a su presupuesto casi el 90% depende de la cooperación internacional principalmente norteamericana.

 

[24] Parecer distinto o retractación de lo ya manifestado por parte de los EE.UU por intermedio de la funcionaria del NAS (Asuntos Antinarcóticos de los Estados Unidos) Susan Keogh, en donde manifiesta que el gobierno de los Estados Unidos destinará 112 millones de dólares para la lucha contra las drogas en el Perú. Mayores detalles en el Suplemento Domingo del DIARIO LA REPÚBLICA No 419 del 02/07/06 p. 11-12.

 

[25] Forma de erradicación forzada, en donde los agricultores buscan desplazarse a otras áreas y reanudar la producción de coca.

 

[26] LA REPÚBLICA Sábado 15/07/06 p.23. En el caso de Bolivia que ya rige desde el mes de Julio -2006 existe temor ante el libre comercio de coca por parte de los comercializadores, al ser desplazados por los productores que bajarán el precio de la coca con el fin de incentivar el consumo de coca para fines legales, no tomando en cuenta la existencia de las Organizaciones de Narcotraficantes que pueden adquirir por menos precio más hoja de coca para sus fines ilícitos así como el considerar voluntario llevar acabo la destrucción de los cocales excedentes de los campesinos (productores).

 

[27] FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 31., sostiene y su punto de vista es compartido por la suscrita, de que se debe de valorar las investigaciones que prueban que el consumo de la hoja de coca no hace toxicomanía, sino más bien que posee un alto contenido nutricional, el cual incluso sirve como antimicrobiano natural.

 

[28] LA REPÚBLICA Lunes 27/09/04 p. 18.  en donde en  forma detallada se demuestra las propiedades nutricionales de la Hoja de Coca.

 

[29] Como manifiesta el Dr. Kai Ambos, en Estudios Penales. Libro Homenaje al Prof. Luis Alberto Bramont Arias.  Parte General - Especial de Derecho Penal / Derecho Procesal Penal. Varios autores. UNMSM, Julio 2003. Perú. p. 428., los países industrializados deben abrir sus mercados a los productos de la Coca, introduciendo para ello una modificación en sus legislaciones sobre drogas, por lo que se busca pues de la comercialización internacional de la coca como producto legal.

 

[30] Pese a que estos sustitutos fueron presentados debidamente mediante los Proyectos No 6827 y 6828 del cultivo del bambú y del cultivo de la morera y crianza del gusano de seda respectivamente en el año 2003. En poca escala su distribución se está dando actualmente en Ucayalí, Junín, Madre de Dios y Cuzco, debido a que la sericultura al ser la industrialización de la producción del gusano de seda existiría malestar, al ser otro camino para buscar la industrialización del país. Mayor información al respecto en EL COMERCIO Martes 01/12/03.

 

[31] Todo programa de desarrollo alternativo tiene que ser integral, es decir, no sólo debe abarcar el factor educación, salud y cultura sino también el factor empleo donde se pueda generar ingresos.

 

[32] A esto se le suma la gran cantidad de hectáreas propicias para el cultivo de amapola existente en el país peruano. Tal como lo señala FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 109.

 

[33] Otras salidas de sustitución efectiva sería la piscicultura, plantaciones de arroz, cacao, palma aceitera. Las alternativas se sustitución son diversas pero nula viene siendo el ponerlas en práctica.

 

[34] FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 191. Sostiene que la nocividad de la droga no tiene efectos idénticos en todas las personas, haciendo mención a Robert Byck en donde éste último afirma que la nocividad de ola droga dependerá de algunas variables farmacológicas: salud, personalidad, fisiología, edad y genética de los individuos así como circunstancias sociales, cronicidad, vía de uso y grado de pureza de la sustancia.

 

[35] EL COMERCIO Sábado 09/07/05 p. a15. Los cambios que se vienen suscitando en nuestro país cada día debe ser afrontado tanto por el adolescente y su familia, ya que sí sólo los afrenta es vulnerable a cambios que se le presenten a diario trayendo consigo que sea uno más que integre la lista de los consumidores de drogas.

 

[36] El Dr. En medicina (Psiquiatra) Carlos V. Gutiérrez Ferreira en su obra Psicología Criminal. 1ra edición. Setiembre 1995. Editorial Marsol. Perú. p. 219. manifiesta que la “presión de grupo” es una figura de causa social, en donde el ambiente social condiciona la fármocodependencia debido a que todos los seres humanos se desenvuelven dentro de grupos sociales. El grupo social como universo mayor, presiona al individuo y trata de incorporarlo a sus estructuras o conductas grupales vigentes.

 

[37] EL COMERCIO Sábado 18/06/05 p. a10., donde se demuestra una vez la falta de compromiso que tiene el Estado con su sociedad, incluso su ámbito de ingreso es cada vez mayor ya no sólo en las playas y discotecas, sino también en puntos preferidos de reunión por parte de adolescentes y jóvenes, en las universidades e incluso en los mismos hogares mediante “delivery”.

 

[38] GARCÍA DEL RÍO, Flavio. Manual de Derecho Penal Parte General y Especial. Editorial. Ediciones Legales Iberoamericana. 1ra edición. Setiembre 2002. Perú. p. 469. señala que en el país de Holanda el trato de consumo y venta de drogas depende de su catalogación como blanda o dura, existe un mercado legal de droga blanda, los Koffieshops, el tráfico de drogas duras está penalizado por dicho país.

 

[39] FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 136. donde menciona a Kai Ambos, el cual señala que existen Organizaciones Criminales que se dedican a captar correos humanos (Burriers) existiendo coordinadores para sus viajes o estadías, para sus traslados. Los Burriers son aquellas personas que llevan a cabo la actividad de transporte transfronterizo e ilegal de drogas.

 

[40] LA REPÚBLICA Lunes 07/02/05. p. 23. se señala en forma clara y precisa como se ingesta la droga en el organismo y como se viene fabricando las cápsulas que posteriormente serán ingeridas por los “Burriers”.

 

[41] EL COMERCIO Domingo 13/02/05. p. a12., señala con precisión las consecuencias que acarrea el rompimiento de una cápsula en el interior del organismo, así como indica quienes son las autoridades que frenan al narcotráfico y en especial a los Burriers.

 

[42] Se comparte con el autor FRISANCHO APARICIO, Manuel en donde en su obra Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 46. propone  formular una política que promueva la industrialización de la hoja de Coca con fines lícitos ya que la Hoja permite la elaboración de una serie de productos alternativos a la cocaína.

 

[43] En donde el médico y coordinador del área de investigaciones de CEDRO Alfonso Zavaleta, intenta quitar de raíz la posibilidad de industrializar la hoja de Coca por contar ésta con presencia de alcaloide. Sin embargo para la nutricionista Geraldine Maurer, la harina de coca sostiene que es un buen complemento para la elaboración de otros productos, descartando el riesgo de que sea adictiva sí se consume en cantidades prudenciales. Suplemento DOMINGO de LA REPÚBLICA  Domingo 30/07/06 No 423. p.26-27.

 

[44] FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p. 109. el autor hace mención con fecha abril 2003 que no se puede sostener seriamente que la política de sustitución de cultivos haya servido para erradicar la coca, por lo que no ha tenido resultados favorables que hayan hecho desaparecer el narcotráfico. Hoy se mantiene y comparte el punto de vista con el autor sobre la poca eficacia de dicha sustitución.

 

[45] Se ha tomado en cuenta dentro de las falacias de la política antidrogas expuestas por Soberón Garrido, Ricardo las que aparecen en los literales c), e), f),g), y h) pero con un enfoque propio por la suscrita. Así como se ha considerado otros puntos resaltantes respecto a la política antidrogas que merecen ser expuestas y estudiadas para tener un enfoque claro sobre la situación de las drogas y el rol que juegan las diversas entidades, organismos y el propio Estado Peruano.

 

[46] EL COMERCIO Domingo 26/02/06 p.a8., donde nos señala que existe un nexo entre el Terrorismo y el Narcotráfico, sin embargo cabe señalar que existe en menor escala la figura del Terrorismo imperante, pero en cuanto al narcotráfico dichas cifras no han disminuido, como la equiparación que hacen entre el año 1982, 2004 y siguientes años.

 

[47] LA REPÚBLICA Domingo 07/09/03 p.5., en donde se demuestra una vez más la clara dependencia que tiene el País Peruano con los EE.UU hasta la fecha, en donde las Interdicciones que se han realizado y que en este Gobierno serán retomadas serán realizadas con presencia de las Fuerzas Armadas Aéreas Extranjeras.

 

[48] EL COMERCIO Domingo 23/07/06. p.a8., en donde en forma amplia señala en que consistirá el plan de prevención contra el narcotráfico, haciendo uso de la nueva estrategia de interdicción de drogas a nivel del mar y de los puertos.

 

[49] EL COMERCIO Domingo 26/02/06. p.a8., nos hace de conocimiento que las autoridades y la PNP tienen escasa información y conocimiento de que por medio del tráfico de drogas se introduce al sistema financiero grandes cantidades de dinero. Información que sorprende e indigna puesto que la figura de lavado de activos existe mediante Ley No 27765 (27/06/02) e incluso antes figuraba en el C.P. en el artículo 296-B (Lavado de Dinero).

 

[50] LA REPÚBLICA Martes 01/08/06. p.8., recientemente Guardacostas estadounidenses han encontrado el barco Peruano “CECI” con 6 toneladas de cocaína. Dicha cifra representa casi la totalidad de cocaína decomisada en lo que va de éste año (2006), por lo cual es de manifestar que la lucha es constante con el narcotráfico.

 

[51] VIVES ANTÓN, T.S. y otros Derecho Penal – Parte Especial. 3ra edición. Editorial Tirant Lo Blanch. Valencia – España. p.686. afirma el autor que se debe buscar una política criminal no sólo represiva, sino sobre todo dirigida a disminuir los efectos sociales nocivos generados por el TID.

 

[52] Mayores detalles respecto al punto tratado en la REPÚBLICA Jueves 03/11/05 p.23 sobre un minucioso estudio del éxtasis en el Perú.

 

[53] EL COMERCIO Jueves 16/06/05 p.B10., en forma más pormenorizada incide en esta sustancia con la adicción, donde no sólo es tarea del gobierno sino principalmente el factor familia el que influye en el no uso, consumo, así como en prevención de la adicción y la rehabilitación de la persona.

 

[54] Para SERPA FLÓREZ, Roberto en su obra Psiquiatría médica y jurídica en su capítulo IX Farmacodependencias, p.65. Editorial Temis. Santa Fe de Bogotá – Colombia. 1ra edición. 1994. amplia los efectos a largo plazo: alucinaciones táctiles, visuales acompañados de gran ansiedad. Así como aclara que la cocaína es una sustancia que no ocasiona tolerancia ni dependencia física, pero sí una intensa dependencia psíquica que puede llevar a abusos a quienes la lleguen a consumir.

 

[55] VARGAS ALVARADO, Eduardo. Medicina Legal. Editorial Trillas. S.A. de C.V- 2da edición, Reimpresión Junio 2002 México. p.371-381 el autor en forma amplia y minuciosa hace un estudio referente a la Cocaína enfocándolo desde la perspectiva de la Toxicocinética, Fisiopatología, Tratamiento, y la Anatomía Patológica, en tanto que con excepción de la Anatomía Patológica respecto a la Marihuana p.385-390.

 

[56] SOLÓRZANO NIÑO, Roberto. Medicina Legal, Criminalística y Toxicología para Abogados. Editorial Temis. 1ra edición. 1990. Bogotá – Colombia. p. 589-594. el autor señala que la Marihuana sí tiene efectos que atentan contra el organismo del ser humano y que sólo las investigaciones médico-científicas son los únicos que pueden determinar la magnitud de los efectos que presenta esta sustancia punto de vista que es compartido por la suscrita.

 

[57] En forma precisa y clara Tomás Unger señala a través de DIARIO EL COMERCIO con fecha Martes 21/02/06 p.B12. que las nuevas drogas que han aparecido tanto estimulantes, alucinógenos y psicodélicos guardan relación con la adicción.

 

[58] Sobre los mecanismos de la Adicción en forma amplia Tomás Unger lo da a conocer dando su propio punto de vista como su valioso aporte en el DIARIO EL COMERCIO con fecha Martes 28/02/06 p. B10.

 

[59] PÉREZ GUADALUPE, José Luis. La reconstrucción social de la realidad carcelaria. Fondo Editorial 2000. PUCP. 1ra edición. Junio 2000. Perú. p. 183. el autor señala que la droga es la que da jerarquía, poder. Que el barrio que cuenta con droga prevalece y batutea un pabellón de la cárcel.

 

[60] Sin embargo para el Dr. en medicina (Psiquiatra) Gutiérrez Ferreira, Carlos V., es posible que un fármaco-dependiente pueda cometer cualquier tipo de delito, desde el más simple hasta el más grave, tanto durante su fase de consumo agudo, hasta en su fase de abstinencia debido a que su YO pierde el control de sus actos y queda encadenado a los trastornos de origen tóxico cerebral, muchos de los cuales apartan al consumidor de la realidad en una u otra forma. Mayores detalles en su obra Psicología Criminal, en su título 15 farmacodependencia y Delito. Editorial Marsol. 1ra edición. Setiembre 1995. Perú. p.217-230.

 

[61] Aporte expuesto por PÉREZ GUADALUPE, José Luis en EL COMERCIO con fecha Jueves 17/02/05. p.a2. Con  mayor detalle lo podemos encontrar en su Tesis de Master en Criminología “Nuevas Drogas, nuevos delincuentes. La Pasta Básica de Cocaína y la nueva delincuencia chilena”. San Sebastián: Instituto Vasco de Criminología. Año. 1998.

 

[62] El Dr. Kai Ambos en Estudios Penales. Libro Homenaje al Prof. Luis Alberto Bramont Arias.  Parte General - Especial de Derecho Penal / Derecho Procesal Penal. Varios autores. UNMSM, Julio 2003. Perú. p. 429., sostiene que éste argumento es un argumento político-criminal, según el cual la criminalización del consumo genera los altos precios que llevan al consumidor a cometer actos criminales para financiar su consumo.

 

[63] FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú., mayores detalles al respecto p.50-57. 

 

[64] Nos referimos tal como lo señala el Dr. Kai Ambos en  Estudios Penales. Libro Homenaje al Prof. Luis Alberto Bramont Arias.  Parte General - Especial de Derecho Penal / Derecho Procesal Penal. Varios autores. UNMSM, Julio 2003. Perú. p. 427., en donde la legalización controlada establece un monopolio estatal de drogas conteniendo para ello ciertos criterios de diferenciación (peligrosidad de la droga, edad del consumidor, etc.), de la legalización total.

 

[65] Parecer del Dr. Kai Ambos en  Estudios Penales. Libro Homenaje al Prof. Luis Alberto Bramont Arias.  Parte General - Especial de Derecho Penal / Derecho Procesal Penal. Varios autores. UNMSM, Julio 2003. Perú. p. 430.

 

[66] EL COMERCIO Martes 14/03/06. p.a3., donde se menciona en forma más amplia este fallo emitido por dicho magistrado al absolver a los 3 extranjeros que forman parte de una Organización Internacional de Narcotráfico.

 

[67] La Procuradora Antidrogas Sonia Medina Calvo a través del Suplemento DOMINGO del DIARIO LA REPÚBLICA No 423 con fecha 30/07/06 p.8-9., afirma  que actualmente lo que se tiene son simples normas, pero que lamentablemente no siempre son interpretadas como deberían para castigar a los cabecillas de bandas, sentándose pésimos precedentes. Razón por la cual debería el Nuevo Gobierno aplicar una auténtica Política del Estado con respecto a las Drogas.

 

[68] FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú., mayores detalles al respecto p.123. Se comparte con el autor cuando hace mención que en nuestro país se han dado casos de miembros del Poder Judicial, de la Policía, de las Fuerzas Armadas, comprometidas con Organizaciones del Narcotráfico. 

 

[69] BERISTAIN, Antonio. La Droga: Aspectos Penales y Criminológicos. Editorial Temis. Bogotá – Colombia. 1986. p.27-28.

 

[70] MUÑOZ CONDE, Francisco. Derecho Penal, Parte Especial. Editorial Tirant Lo Blanch, Valencia – España. 8va edición. 1990, p. 491 y ss.

 

[71] Estos modelos se pueden apreciar en forma más amplia en FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú., p.23-28.

 

[72] El Dr. Kai Ambos en Estudios Penales. Libro Homenaje al Prof. Luis Alberto Bramont Arias.  Parte General - Especial de Derecho Penal / Derecho Procesal Penal. Varios autores. UNMSM, Julio 2003. Perú. hace mención acerca de la situación jurídica del cultivo y consumo tradicional de coca tanto en Bolivia, Colombia y Perú p. 407.

 

[73] El Dr. Kai Ambos en Estudios Penales. Libro Homenaje al Prof. Luis Alberto Bramont Arias.  Parte General - Especial de Derecho Penal / Derecho Procesal Penal. Varios autores. UNMSM, Julio 2003. Perú. hace mención acerca del consumo: Criminalización Versus Descriminalización la situación jurídica del cultivo y consumo tradicional de coca tanto en Bolivia, Colombia y Perú p. 414-415.

 

[74] Incluso el 14 de Julio del presente año (2006) entró en vigencia la Ley que permite a los cultivadores a comercializar sus productos. En Bolivia se ha dado el comercio legal de la coca, por lo que el gobierno boliviano incentivará la industrialización lícita de la coca que emprenderá gestiones para lograr la despenalización.

 

[75] GARCÍA DEL RÍO, Flavio. Manual de Derecho Penal Parte General y Especial. Editorial. Ediciones Legales Iberoamericana. 1ra edición. Setiembre 2002. Perú. p. 387-388.,  dicha posición del autor en mención es compartida también por los destacados Doctrinarios Bramont Arias-Torres Luis Alberto, Frisancho Aparicio, Manuel como por la suscrita.

 

[76] Con respecto a las drogas en cuanto al conocimiento farmacológico, fenomenológico, la remisión del Perú a los Convenios Internacionales y la no adaptación a la nomenclatura internacional por parte de nuestro país, lo podemos encontrar con mayores detalles en la obra de FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p.73-81.

 

[77] En el país de España respecto al Objeto Material del delito no tiene un significado de cada uno de los términos, motivo por el cual incluso se mantienen dos posiciones: Primera posición (Delimitar el objeto material por medio de las listas anexas a los Convenios Internacionales) y la Segunda posición (Establecer un concepto de drogas construido a partir de los preceptos del Código Penal, de su Bien Jurídico, Dañosidad y Ubicación Sistemática). Sí se compartiera la primera posición, es decir respetando los Convenios Internacionales integrados en el derecho interno se suscitaría dudas, debido a que las listas anexas a aquellos convenios pueden ser cambiados por normas internas reglamentarias con la consiguiente elusión del principio de reserva de ley tal como lo señala Boix Reig, Javier en la obra Derecho Penal – Parte Especial. VIVES ANTÓN, T.S. y otros 3ra edición. Editorial Tirant Lo Blanch. Valencia – España. p.687-688.

 

[78] En su obra de BRAMONT – ARIAS TORRES, Luis Alberto & GARCÍA CANTIZANO, María del Carmen  Manual de Derecho Penal – Parte Especial. Editorial UNMSM. 4ta edición, 1998. Perú. p. 523. Definen la diferencia entre estupefacientes y psicotrópicos, la cual radica en la forma en la que actúan.

 

[79] El Dr. Víctor R. Prado Saldarriaga comparte con el destacado Doctrinario Penalista Enrique Bacigalupo en cuanto a que el Legislador ha querido incidir en un momento que está más allá del peligro general (abstracto) de la acción y, por lo tanto, en una zona más cercana a la lesión del Bien Jurídico. Dicha zona no puede ser sino aquella en la que el peligro representado por la acción se concreta respecto del Bien Jurídico. Posición que se encuentra ubicada en Estudios Penales. Libro Homenaje al Prof. Luis Alberto Bramont Arias.  Parte General - Especial de Derecho Penal / Derecho Procesal Penal. Varios autores. UNMSM, Julio 2003. Perú. p.607.

 

[80] El Dr. Víctor R. Prado Saldarriaga en Estudios Penales. Libro Homenaje al Prof. Luis Alberto Bramont Arias.  Parte General - Especial de Derecho Penal / Derecho Procesal Penal. Varios autores. UNMSM, Julio 2003. Perú. p.608-614., sostiene que según el inciso 17 del artículo 89 del decreto Ley No 22095 los actos de instigar o inducir comprenden toda conducta que “incite, provoque, induzca o facilite el consumo de drogas a un tercero”. En consecuencia la donación de drogas o la invitación de la misma configuran el delito de Instigación al Consumo Indebido de Drogas (artículo 302 del Código Penal Peruano).

 

[81] Sin embargo para  FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p.94., considera de que éstos actos de comercialización de la Hoja de Coca o de Insumos Químicos para fines ilícitos tienen de por sí menor probabilidad de producir daño al Bien Jurídico Salud Pública, por lo cual no constituiría medios que amenacen al Bien Jurídico.

 

[82]  En forma amplia y detallada sobre el artículo 297 del Código Penal Peruano, en las obras de  FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p.119-141 y GARCÍA DEL RÍO, Flavio. Manual de Derecho Penal Parte General y Especial. Editorial. Ediciones Legales Iberoamericana. 1ra edición. Setiembre 2002. Perú. p. 388-396. 

 

[83] En su obra de BRAMONT – ARIAS TORRES, Luis Alberto & GARCÍA CANTIZANO, María del Carmen  Manual de Derecho Penal – Parte Especial. Editorial UNMSM. 4ta edición, 1998. Perú. p. 544. Hacen mención  a que tanto el microcomercializador y el  microproductor  también pueden ser consumidores de drogas.

 

[84] En forma detallada sobre el artículo 298 del Código Penal Peruano, en las obras de  FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p.143-162i y GARCÍA DEL RÍO, Flavio. Manual de Derecho Penal Parte General y Especial. Editorial. Ediciones Legales Iberoamericana. 1ra edición. Setiembre 2002. Perú. p.438-455.

 

[85] GARCÍA DEL RÍO, Flavio. Manual de Derecho Penal Parte General y Especial. Editorial. Ediciones Legales Iberoamericana. 1ra edición. Setiembre 2002. Perú. p.466. El autor señala que en el caso de Colombia en el artículo 51 del ENE sí reprime la conducta del agente que lleve consigo, conserve para sus propio uso o consumo cocaína, marihuana o cualquier otra droga que produzca dependencia, en cantidad considerada como dosis personal.

 

[86] Sin embargo conforme a esa libertad de drogas y elección de las mismas, no se podría determinar con exactitud cuando es un consumidor habitual o no debido a que éste puede obtener la droga en distintos sitios y la policía no podría seguir a todas las personas, porque de hacerlo estaría vulnerando su privacidad. No se tiene control alguno con respecto a las compras por delivery, lo cual conllevaría a resultados nefastos como la presencia de adicción que va en aumento cada año a consecuencia de la libertad de elegir y comprar droga. Así como también el de los microcomercializadores vía delivery, es hasta la fecha muy difícil de hacerlos responsables, debido a que muchas de las veces pasan por simples consumidores que han adquirido droga para su uso personal y no son sancionados como microcomercializadores agravando el asunto materia de estudio. Mayores detalles al respecto en las obras de FRISANCHO APARICIO, Manuel. Tráfico Ilícito de Drogas y Lavado de Activos. Editorial. Jurista Editores. 1ra edición. Abril 2003. Perú. p.163-192 y GARCÍA DEL RÍO, Flavio. Manual de Derecho Penal Parte General y Especial. Editorial. Ediciones Legales Iberoamericana. 1ra edición. Setiembre 2002. Perú. p.455-483.

 

[87] En forma amplia y clara el autor nos hace de conocimiento la gran importancia que tiene la Reacción Social con respecto al tema en estudio. REYES ECHANDÍA, Alfonso. Criminología. 3ra reimpresión de 8va edición. Editorial Temis. Santa Fe de Bogotá-Colombia. 1999. p.251-337.


Revista de actualización permanente. Se recomienda citar: Apellido, Nombre. "Título del trabajo" en DPO - Derecho Penal Online [en línea]. Disponible en: http://www.derechopenalonline.com

Hecho el depósito de ley 11.723. Todos los derechos reservados. 2000-2017 ©derechopenalonline. ISSN 1853-1105. Prohibida la reproducción de cualquiera de los textos incluídos en este sitio web sin la correspondiente autorización del titular del sitio.

Relacionados




Nuevo en el sitio

Prisión domiciliaria rechazada. Madre de tres niñas. Nulidad y reenvío. Necesidad de relevar el interés concreto de las niñas en su situación concreta y su opinión.Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional, Sala I, , causa 55.611/14 “F., C. s/legajo de ejecución penal” del 28/3/2017